31 de marzo, 2014

Bastion Original Soundtrack
Darren Korb
2011
Banda sonora original
Formato digital
supergiantgames.bandcamp.com
Bastion Original Soundtrack
Bastion Original Soundtrack
Bastion Original Soundtrack

Uno no sabe por donde empezar cuando se trata de describir la obra magna de Supergiant Games, Bastion. Lo mismo ocurre cuando, con el volumen al máximo, tratamos de desnudar cada uno de los temas compuestos, escritos y grabados por Darren Korb en Bastion Original Soundtrack. Es tanto el despliegue sonoro y armónico que abruma nada más pulsar el botón del play.

De la banda sonora original de Bastion se habrá dicho de todo, y no sin razones. Ya el prólogo introductorio con la gran voz de Logan Cunningham en «Get Used to It» es para quitarse el sombrero: no llevamos ni un minuto del disco y no necesitamos más para saber que estamos ante una gran producción. No bastando con ello, el mismo actor de doblaje dará muestra de su capacidad para interpretar temas de gran peso melódico como «What’s Left Undone» y «The Pantheon (Ain’t Gonna Catch You)» que cierra a modo de epílogo tras veintidós cortes llenos de frescura, tensión, pesimismo, consuelo y numerosas sensaciones que el protagonista vivirá de primera mano, al son del guión de Greg Kasavin, escritor y director creativo del exitoso juego.

Pero una composición de esta magnitud no sería una mayúscula obra sin mostrar un magnífico elenco de instrumentos que respalden esas sensaciones, esas emociones que el jugador debe recibir con tan sólo ver la pantalla de inicio del juego. Para ello, Darren Korb se recrea con un vaivén de cuerdas —guitarras dobro, clásica, eléctrica e incluso algún banjo— como si una orquesta sinfónica se retara a duelo con una banda de heavy metal, envolviendo la partitura con toques del mejor folk-rock americano de tintes sureños. Un sonido distintivo que trae al oído recuerdo de grupos como Wilco, The Decemberist o el siempre presente Jeff Buckley, músico que sirvió de gran inspiración según reconocía el propio Darren Korb. «A Proper Story», «Brusher Patrol», «Terminal March» o «Slinger’s Song» entre muchas otras dan buena cuenta del conjunto de cuerdas que el compositor domina casi sin despeinarse. Pianos, teclados, algún que otro instrumento de viento (como se muestra en «Twisted Streets»); una percusión muy distinguida que ralla los límites de la música electrónica o el triphop y diferentes gamas de violines —muy notables en «In Case of Trouble», «Percy’s Scape» o «From Wharf to Wilds»— orquestan el resto de canciones incluidas en Bastion Original Soundtrack.

Darren Korb & Aashley BarrettSin embargo, como ya apuntábamos al principio, el colofón de todas estas partituras que suenan en Bastion se reflejan en la parte propiamente vocal. Sin duda alguna, la majestuosa voz de Ashley Barrett en «Build That Wall (Zia’s Theme)» supone un antes y un después en la música concebida para videojuegos: su candente tono de voz y su capacidad para cantar casi entre susurros acompañados por la guitarra acústica hicieron de esta canción la ganadora del «Best song in a Game» de la Spike Video Game Awards 2011, traspasando obras cumbres como «Want You Gone», «Exile Vilify» de Portal 2 (Valve Corporation, 2011) o «I’m Not Calling You a Liar» de Dragon Age II (Bioware, 2011). No bastando con esta perfecta melodía, Darren Korb sella su impronta como tenor haciendo lo mismo que su compañera y amiga en «Mother, I’m Here (Zulf’s Theme)» o el mash-up donde ambos intervienen dando lugar a una admirable tonadilla como es «Setting Sail, Coming Home (End Theme)».

Por si cabía duda hasta este momento, Bastion Original Soundtrack es una pieza sonora mágica, mística a la par que ascética y con una amplia aceptación de la crítica más sibarita que le otorgó en 2011 numerosos premios por el buen hacer de Darren Korb, el que sin duda será recordado por esta obra y las venideras. Esperemos que no sean pocas.

Acerca de Sergio Ochoa


Yo escribía biografías con gran elegancia hasta que se volvió mainstream la dote de redactarlas en tercera persona. Magical Drop III pro-gamer y monoculopaster reconocido, Twitter es mi habitat natural: ahí es donde somatizo todos mis perjuicios.

5 comentarios