11 de abril, 2014

Card City Nights Original Soundtrack
Mattias Hakulinen '.Haku'
2014
Banda sonora original
Formato digital
www.cardcitynights.com
Card City Nights Original Soundtrack
Card City Nights Original Soundtrack
Card City Nights Original Soundtrack

Que las apariencias engañan es una de esas máximas que han aprendido por activa y por pasiva los aficionados al indie. A nadie que tenga una cierta idea de la mecánica de los juegos de cartas puede sorprender que Card City Nights encierre un componente táctico mayor del que parece a simple vista. Pero lo que sin duda no cabía esperar es que su banda sonora fuera un recorrido por los clubes de jazz de esta ciudad llena de crápulas con bigote, niños obsesionados con cartas legendarias y legumbres parlantes.

El aspecto gráfico de Card City Nights (Ludosity, 2014) es desenfadado, burlesco, casi se podría decir que descuidado. Aunque está claro que cualquiera que siga el trabajo de Brian Lee O’Malley, autor del celebérrimo Scott Pilgrim y clara inspiración de este título, sabe que bajo trazos como éstos, de rotulador grueso y caras desencajadas, se esconde un inmenso trabajo expresivo. Lo mismo sucede en el juego que nos ocupa, donde el extrañamiento, igual que en el cómic, es la nota dominante. Un breve paseo por las calles de la ciudad nos revelará una población donde junto a humanos pululan, como si nada, robots, ornitorrincos, legumbres o… ¿minerales? Todo es sumamente desconcertante, pero la inmersión, por extraño que parezca, es inmediata. Sin embargo, en medio de todo este caos, la banda sonora escogida resulta sorprendentemente elegante. Con melodías que fusionan el smooth jazz con el trip hop, el «Nights» del título queda completamente justificado. Vamos a jugar a las cartas, sí, pero lo vamos a hacer en los clubes nocturnos más selectos de la ciudad. Aunque estén regentados por una especie de menhir con sombrero.

Card City Nights, los chicos de Ludosity por añadidura, sabe que la espectacularidad con que muchos juegos de cartas tientan el ego de los jugadores es un error. Que estemos ante partidas cortas y veloces no implica que no haga falta reflexionar, colocar nuestras cartas con sumo cuidado en un tablero donde no puede haber un solo paso en falso. La concentración tiene que ser absoluta, y ésta es la misión que cumple la banda sonora, que no es un simple accesorio sino una pieza del contexto de lo más significativa. Los ritmos pausados de «Things», con esa adición progresiva de beats, o el tono similar pero más animado de «Game Club», por ejemplo, ayudan a crear ese estado mental completamente volcado en la mesa.

Escuchad ahora este .haku«The Cave». Nada que envidiar a lo que nos encontraríamos en cualquier noche de whisky y dados, en el casino que queramos imaginar.

Más allá de este dandismo, hay otra gran referencia en la historia del juego: el mundillo tantas veces explorado, tantas veces ridículo en su intención épica, de la competición entre los jugadores de cartas y los adolescentes con el destino del mundo en su mazo. Los tópicos se retratan aquí con evidente parodia, recurriendo nuevamente al esperpento. Y así se ve reflejada en otro conjunto de melodías bastante distintas, donde el chiptune y el dubstep se dan la mano. Como muestra, «Card Stadium».

Mattias Hakulinen, el hombre tras el piano

Tras la banda sonora de Card City Nights se encuentra Mattias Hakulinen, de nombre artístico .Haku. Nadie mejor que él para contarnos cómo decidió aproximarse a la peculiar idiosincrasia sonora de esta ciudad donde los jugadores de cartas nunca duermen.

¿Qué puedes contarnos de tu experiencia y formación como músico? ¿Has trabajado en otros medios aparte de los videojuegos?

De alguna manera, caí dentro de la música debido a Ludosity. En una de nuestras reuniones diarias para Ittle Dew apareció la necesidad de tener música para el juego, así que mencioné que yo hacía algo de eso como hobby. Ahí fue donde empecé. Creé un par de pistas que gustaron lo suficiente a la gente como para continuar trabajando en música para Ittle Dew y también otros proyectos. Esto significa, sin embargo, que soy muy joven en el negocio de la música y todavía no he chapoteado en otros medios.

¿Cómo llegaste a crear una banda sonora tan elegante con la inspiración de esos personajes tan extraños de Card City Nights? (No me malinterpretes, ¡me encantan!). ¿Fue hecho a propósito este contraste entre estilo gráfico y música?

Supongo que lo hicimos a propósito. Siempre habíamos hablado de hacer una locura con la música. ¿Qué pasaría si un juego de The Legend of Zelda tuviera música disco? ¿Y si un juego de cartas tuviera música jazz y hip hop? Y ahí es donde finalmente aterrizamos. Aunque no diría que los personajes hayan sido mi principal inspiración; ha sido la ciudad al completo y sus localizaciones las que han creado la música. Siempre he pensado que la música en un juego como Profesor Layton revela las características ocultas y la historia de los lugares por los que viajas, y eso fue lo que intenté hacer con Card City Nights.

¿Juegas a juegos de cartas, virtuales o «reales»? ¿Qué es lo que más te gusta de Card City Nights, qué partes de él o de la historia te inspiraron más al componer la banda sonora? En tu opinión, ¿qué es lo que marca la diferencia entre este juego y otros del género?

Sí, he jugado y sigo jugando a muchos juegos de cartas. Magic, Pokemon Trading Card Game, Hearthstone, Scrolls y Pathfinder, por citar unos pocos. Creo que algunos de los mejores momentos de Card City Nights son los divertidos diálogos y el estilo gráfico (me encantan Frog Fan y Magical Fox). ¡También me encanta eso de conseguir un nuevo sobre, abrirlo y descubrir qué cartas he conseguido! He descubierto que me gusta realmente componer música para mundos y sus diferentes localizaciones, tanto si son centros comerciales como colegios. Lo que realmente diferencia a Card City Nights de otros juegos de cartas modernos es que es como un pequeño juego de aventura o RPG. Juegas como un personaje en una ciudad ajena, con muchos ciudades que son extraños, intentando convertirte en el mejor jugador de cartas y conseguir todas las legendarias. Creo que esto conecta con los jugadores un poco más que el estilo habitual «selecciona un oponente IA del menú principal» de los juegos de cartas digitales.

¿Qué tipo de banda sonora te gustaría componer después de ésta? ¿Hay algún reto que te gustaría conseguir?

Me ENCANTARÍA hacer música para un juego situado en el espacio, con la exploración de mundos como foco principal. De hecho, he comenzado con algunos prototipos de pistas como «Hacked Space Dreams». Y como reto, me gustaría adentrarme más en el jazz y quizás mejorar con el piano. Me encantaría aprender algunas grandes piezas de jazz para piano… ¡y tal vez incluso escribir alguna!

Acerca de Scullywen


Una especie de bundle friki con patas: videojuegos, rol, juegos de mesa con muchas piececitas de colores, ciencia ficción y fantasía a tutiplén, cómics, series de esas que no tienen audiencia y pueblan los sueños húmedos de Joss Whedon... También escribo cosas, y a veces lo hago con las manos. Y con un gato encima del teclado.

No hay comentarios