06 de febrero, 2016
Diario del desarrollador CXXXV – I’m back
Diario del desarrollador CXXXV – I’m back

¿Cuánto tiempo dices que he estado fuera? ¿Tanto? Veréis, no es por decisión propia. Entre unas cosas y otras, al final te despistas y ha pasado enero y ya estamos a seis de febrero. Pero no pasa nada, he vuelto, eso es lo importante. Y traigo una remesa de juegos jugositos para catar en un futuro cercano-lejano y dos propuestas sobre periodismo en las que podéis participar y darle dinero a gente que escribe para que puedan seguir vivos y escribiendo. ¡Todo ventajas!

Tiritos

Un kickstarter con un puñado de cosas buenas y otro puñado de cosas malas. Por un lado, veteranos de Blizzard haciendo un juego de tiritos. Por otro, el juego por lo visto va a dar miedo. Yo paso. He sufrido con Calendula, ni me quiero imaginar con esto. El trailer tiene todos esos tópicos que tanto nos gustan a todos: un túnel subterraneo, un hombre armado hasta los dientes, las barritas que brillan al partirlas, una sima sin fondo y un rugido gutural. Imprescindible en cualquier fiesta de carnaval.

Broken – Kickstarter

Al jalope

El comunismo fue divertido mientras duró, como una película de Judd Apatow o los hermanos Farrelly. Supongo, porque nunca viví el comunismo y de esos directos tan solo he visto un par de películas, así que no podría jurarlo. Jalopy tiene un trailer con esa distancia tan sarcástica de lo bello que es el mundo cuando eres la versión oficial de ese mundo, pero lo realmente pavoroso que es si vives fuera de la versión oficial que te quieren endilgar. El coche, muy bonito. El juego, ¿un Sunless Sea en plena caída del comunismo? Veremos.

Jalopy

Hermandad

Bro Fist Simulator es esos juegos que funcionan para un vídeo de youtube, pero nadie admite haberlo jugado en serio. También es de esos juegos que, bien llevados y con algo más que interés por el gag, pueden acabar produciendo un par de textos sobre lo jodida y compleja que es la masculinidad en los tiempos donde unos intentan desmontarla por un lado y otros quieren aferrarse y radicalizarla hasta el ridículo y dañino final. De momento, lo único que tenemos es la voz del Candy Crush y un poco de gore dactilar.

Bro Fist Simulator

Periodismo pagado

Quiero acabar ahora con dos proyectos que no son sobre videojuegos, sino sobre el arte de escribir sobre videojuegos. Algo que nos toca muy de cerca por aquí. Cualquier iniciativa que trate sobre pagarle a gente que se dedique a escribir, por muy humilde que sea, tendrá siempre aquí un lugar de difusión, claro que sí. Sobre todo, si se trata de gente a la que veneramos, consideramos amigos o miramos con una envidia sana, aquella que nos obliga a ser mejores, o con verdadera fascinación por el trabajo que llevan a cabo.

Así, por un lado tenemos a Deus Ex Machina, que ayer mismo anunció lanzarse a la piscina con un proyecto ambicioso, teniendo en cuenta las circunstancias actuales y lo inusual de la propuesta en un medio español. Por un lado, un sistema de suscripción. Los suscriptores contarán con contenido exclusivo mensualmente. Además, Deus Ex da el salto al papel de la mano de ArsGames, con un cuaderno, « alejado tanto del formato revista como del formato libro» como ellos mismos dicen, que recopilará viejos textos y dispondrá de otros tantos nuevos. Una iniciativa valiente y necesaria.

Deus Ex Machina

Pero no solo en nuestro idioma tenemos esta semana importantes cambios. Leigh Alexander ha decidido alejarse de los videojuegos. En un texto más optimista de lo que me esperaba, ha anunciado que abandona Offworld, con todo lo que ello conlleva, tras un año fantástico y maravilloso. Lo más importante y reseñable de esta etapa se podrá leer en The Offworld Collection, un recopilatorio para «cualquiera con pasión por el diseño, los juegos o la crítica». No solo esto es sumamente importante, un libro que, con seguridad, será fundamental en el futuro, sino que todo lo que consigan por encima de la meta irá a parar a los bolsillos de los escritores. Les pagaron en su día por el trabajo hecho, ahora les volverán a pagar y, tal y como va el kickstarter, les darán un plus. Entre los nombres que participan, quiero resaltar, además de Leigh Alexander y Laura Hudson, a gente tan interesante como Gita Jackson, Daniel Starkey, Anna Anthropy, Soha Kareem o Zoe Quinn. No tiene perdida.

The Offworld Collection – Kickstarter

Acerca de Diego Freire


Pequeño burgués posmoderno, cuyos placeres poco culpables son las películas de hostias con machos alfa, las novelas pulp con mujeres ligeras de ropa y quedarse en casa mientras la gente va a conciertos. Podéis leer más desvaríos del muchacho en su portfolio.

No hay comentarios