11 de diciembre, 2012
Maximus Action Carnage romperá dedos muy pronto
Maximus Action Carnage romperá dedos muy pronto

Un excelente arcade de la vieja escuela y herramientas para crear otros por el precio de CERO. Así se las gasta Bruno R. Marcos.

Quedan solo unos días para que llegue el nuevo juego de Bruno R. Marcos, creador del juego freeware Cavenaut. En esta ocasión se trata de un arcade puro y duro que homenajea abiertamente a juegos como Commando (CAPCOM, 1985) y que sirve a su vez como demostración palpable de lo potente y rápido de su nuevo software de creación de videojuegos, Arcade Game Studio. En indie-o-rama hemos podido probar una versión avanzada de ambos programas, y comprobar de primera mano cómo gracias a dicho software es posible programar todo un juego arcade en apenas unos días. Con su dificultad endiablada y un pulido control, tal y como mandan los cánones. Pataletas y amenazas con el puño en alto aseguradas.

Maximus Action CarnageEl mejor ejemplo de la utilidad es Maximum Action Carnage, una aventura de acción, un yo contra todo un ejército japonés donde sólo es posible apartar la mirada de la acción para echarle un vistazo a las puntuaciones. Metralleta en mano podremos recorrer una remota jungla destrozando todo a nuestro paso, procurando no recibir ni un impacto mientras avanzamos por escenarios con un encantador aspecto retro, con todos esos tiles mezclándose de forma tan inteligente. Por el momento, decir que se puede jugar sin problemas con mando, elegir distintas resoluciones y activar o no el modo de pantalla CRT que simula los viejos monitores incrustados en los muebles. La versión final promete más escenas intermedias, más nipones, más tanques y aún más pérdida de nervios.A finales de esta semana dispondremos del juego de forma totalmente gratuita, así cómo comprobar el poderío de su herramienta hacedora de juegos arcade.

Maximus Action Carnage

Acerca de Toni Martín


Commodoriano de toda la vida, me crié con un C64 y crecí con un Amiga 500 hasta la llegada de las consolas de 16 <bits. Retro amante de todo lo pixelado, abrí un pequeño blog de nombre Pixels Mil donde además de la retroinformática me fui interesando por el panorama Indie. Colaboro con Retromaniac, Kotai y sus remakes, y otros proyectos en los que el píxel es siempre el protagonista.

4 comentarios