07 de julio, 2014
Artículo indiespensable
Indiespensable
Si crees que no hay sexismo en los videojuegos, mira de nuevo
Si crees que no hay sexismo en los videojuegos, mira de nuevo

Si usted que está leyendo esto, amable lector, es un varón blanco heterosexual que vive en un país del primer mundo, enhorabuena: la sociedad está hecha a su medida, pertenece usted al segmento de población con más privilegios de cuantos habitan en este planeta. No se preocupe, eso no es nada malo. Lo que sí es malo es que sólo los varones blancos y heterosexuales disfruten de privilegios; lo ideal sería que todos los tuvieran, independientemente de raza, sexo, condición, credo, orientación sexual o preferencia de cualquier clase. Si piensa que esto no es cierto, y que existe una igualdad de facto entre todos los seres humanos de la Tierra, tengo malas noticias para usted: no es así. Antes de empezar, recuerde que nada de esto es culpa suya, pero sí es su responsabilidad hacer todo lo posible para que cambien las cosas.

Josh Mattingly acosó hace unos meses a una trabajadora de la industria que no ha querido dar su verdadero nombre y que se ha ocultado tras un seudónimo por miedo a que su carrera laboral se viese afectada. Es la víctima de un acoso sexual y, aún así, teme que se la culpe a ella porque no sería la primera vez que ocurre. Culpabilizar a la víctima, insinuar que se lo ha buscado o que ha dado pie al acosador, es una práctica habitual tanto dentro como fuera de la industria. Se llama rape culture y es un problema muy serio. El principal escollo que aparece a la hora de abordar este tema es comprender que la violencia sexual no sólo se presenta en forma de violación en un callejón oscuro. Tocarle el culo a una mujer en el metro es violencia sexual. Soltarle animaladas por la calle es violencia sexual. Cualquier cosa que las reduzca a meros objetos a disposición del varón es violencia sexual. Sé lo que están pensando: que no es para tanto. Que piropear a una desconocida por la calle no es violencia, es un piropo y como tal debería aceptarse. Que a ustedes no les importaría que les piropeasen. El problema no es tanto el piropo a una desconocida, o el mirarle las tetas, como el que sea el reflejo de un comportamiento subyacente.

El problema es desensibilizar a la población normalizando la noción de que son bromas sin importancia, porque eso lleva a interiorizar que lo raro es que una mujer se queje de un trato que se considera socialmente aceptable. Porque cuando objetivizar a una mujer deja de tener importancia se abre la puerta a todo un cúmulo de cosas desagradables y muy peligrosas. Primero se normaliza el sexismo, se incorpora al imaginario cultural, se convierte en un aspecto más de la vida diaria de hombres y mujeres y, entonces, ya es lo cotidiano, el «no te escandalices que no es para tanto», el «algo habrá hecho» y el «ella se lo ha buscado», por no mencionar el «eso te pasa por puta». Pero como sólo afecta a las mujeres, los hombres tenemos menos tendencia a darnos cuenta de que existe. Es fácil señalar un caso claramente sexista y posicionarse en contra, lo realmente difícil es darse cuenta de los casos que no se ven a simple vista, los que están tan normalizados que no se consideran sexismo porque «siempre ha sido así».

Mucha gente cree que cuando se generaliza respecto a las mujeres no es un ataque personal. Pues sí lo es, es un ataque personal hacia todas y cada una de las mujeres. ¿Acaso cuando un medio extranjero se ríe de los españoles no pica aunque sea un poquito? ¿Aunque la cosa no vaya con nosotros? No es una cuestión de darse o no por aludido con una generalización, es una cuestión de tolerar el sexismo como algo normal. El porcentaje de mujeres que trabajan en la industria y se han visto sometidas a abusos por parte de la comunidad y de la propia industria es escalofriante, alcanza proporciones casi epidémicas. Es una cuestión cultural: los hombres, en la industria, son desarrolladores y se les juzga por su trabajo o, en algunos casos, por sus opiniones públicas (cuando existen). Las mujeres, en cambio, no son desarrolladoras, son mujeres que hacen juegos, que es distinto. Se les considera gente que no pertenece a la comunidad y que, por tanto, no merece el respeto implícito sino que deben demostrar continuamente que son «uno de los nuestros». Nadie le dice a Phil Fish que debe irse de la industria por ser un hombre, pero sí le han dicho a Zoë Quinn que debe dejar de hacer videojuegos por ser una mujer. Y no es la única.

Zoe Quinn

Zoë, co-creadora de Depression Quest, lo presentó a Greenlight a principios de 2013. Depression Quest es un juego cuyo fin es el de crear conciencia sobre la depresión, sus efectos y los enfermos que la padecen. Todo bien, aparentemente, ¿verdad? Pues, aún así, se vio obligada a retirarlo de Steam cuando el acoso y derribo al que se vio sometida por parte de los usuarios se hizo insoportable. Como ella misma dice, no se trata de no dar de comer al troll, se trata de que, para empezar, el culpable es el troll, no la víctima del acoso. Que no es la víctima quien tendría que tomar un papel proactivo en un caso de abuso, sino que tal vez, sólo tal vez, sea problema, culpa y responsabilidad de quien abusa y sea él quien tenga que tomar cartas en el asunto y responder por sus actos. No enseñes a una chica a prevenir una violación, enseña a una sociedad a no violar. Zoë Quinn tuvo que cambiar de número de teléfono por culpa de las amenazas de muerte que recibió. Por publicar un videojuego que intentaba dar a conocer una enfermedad. ¿Sienten el estómago revuelto? Bien. Eso es que aún hay esperanza para ustedes.

No soy demasiado fan de Anita Sarkeesian. De hecho, no soy fan en absoluto. Pero lo que hace es necesario, porque cuando las cosas están tan mal a veces la única opción sensata es arrearle una patada al avispero. Su problema es que escoge mal los ejemplos, lo cual tiene mucho delito en un sector inundado de machismo, y que sus prácticas profesionales dejan mucho que desear, como usar material de terceros sin acreditarlos ni pedirles permiso, entre otras cosas. Pero incluso un reloj parado da correctamente la hora dos veces al día, y en lo que sí tiene razón es en que los videojuegos, a día de hoy, son una forma de expresión artística donde el machismo está tan presente que, paradójicamente, pasa desapercibido. Porque ya forma parte de ello, es casi una característica más, exactamente como en la sociedad que los genera. Toda obra artística es reflejo de su autor y, por extensión, del entorno en que vive y desarrolla su labor. Desde la Venus de Willendorf hasta la Pietà, desde el edificio Chrysler hasta Broforce, no hay una obra de arte que se abstraiga a su herencia cultural porque entonces dejaría de ser arte. El arte necesita un contexto sin el cual no es arte. Por tanto, Anita Sarkeesian tiene razón, mal que le pese a más de uno (yo el primero), aunque sus métodos no sean los más idóneos.

Oh, claro, por supuesto que no todos los videojuegos son sexistas. Igual que no todos los hombres son machistas; ya saben, el famoso #NotAllMen. Pero eso no significa nada cuando hablamos de un problema que existe a nivel cultural; explíquenle a un joven gay que ha recibido una paliza que no todo el mundo es homófobo y que incluso algunos de ustedes tienen amigos homosexuales. Seguro que se siente muy reconfortado y las costillas rotas le duelen menos. Cuando es toda una sociedad que abarca varios continentes la que presenta un comportamiento, decir que hay individuos que han logrado romper ese condicionamiento no soluciona nada. Enhorabuena si han tomado consciencia de su machismo intrínseco, pero no pidan palmaditas en la espalda porque ni está el horno para bollos ni es algo por lo que felicitarles.

Por cada videojuego no sexista hay una avalancha de odio hacia Rhianna Pratchett, como si fuera la única responsable del desastroso guión de Mirror’s Edge (DICE, 2008), cuando ella misma explicó en esta casa que el guión de un proyecto como ése no depende de una única persona. Por cada personaje femenino fuerte e independiente hay un artículo de Leigh Alexander argumentando en contra de un videojuego que recibe una lluvia de insultos machistas en los comentarios. En cambio, cuando es ella la que hace comentarios ácidos e hirientes, ella es la zorra, la bitch, la que se ha salido de su sitio con un comportamiento intolerable mientras que nadie alza una ceja cuando cientos de anónimos en internet le llaman de puta para arriba.

¿Quieren más ejemplos? Hace unos meses se organizó la GAME_JAM, un experimento que pretendía aunar una game jam, como su propio nombre indica, que contase con prominentes figuras de la escena indie, con la cobertura multimedia asociada a los eventos de e-sports. La cosa no tardó ni veinticuatro horas en descarrilar y estamparse contra un muro en cuanto el coordinador del evento, designado por los organizadores, intentó crear drama, como si de un reality se tratase, a base de hacer preguntas insidiosas, de presionar a los participantes y de tratarlos como vulgares famosos de la tele en lugar de lo que son, profesionales de los videojuegos que intentaban trabajar contrarreloj. La gota que colmó el vaso fue preguntar a un equipo si creía que el tener a una mujer en él les colocaba en una situación de desventaja frente a sus adversarios. Interrogado al respecto, el responsable de semejante estupidez sólo acertó a justificarse diciendo que la guerra de sexos vende. Tal vez sea un imbécil, pero es un imbécil que refleja un problema muy serio: que lo que llamamos “guerra de sexos” es, en realidad, una bota sobre un cuello. Se considera guerra de sexos preguntar si una mujer es un elemento frágil en un equipo, pero a nadie se le ocurre preguntar si un hombre también lo es. En una guerra hay dos bandos, no un agresor y una víctima. Irónicamente, la mujer a la que se refería es Zoë Quinn, quien, como digo más arriba, venía de retirar su juego de Steam después de semanas de abuso. ¿Siguen pensando que no es un problema sistémico? ¿Que son casos aislados? ¿Que no son una tendencia incrustada en una sociedad? ¿Que con no dar de comer al troll, pasar de todo e ir a tu bola es suficiente? Si siguen pensando eso es que este artículo ha fracasado en su cometido. No se le puede decir «don’t feed the troll» a quien ha tenido que cambiar su número de teléfono porque no paraba de recibir amenazas de muerte. Y no, repito: la solución no es denunciar o tomar una actitud proactiva; la solución pasa, sencillamente, por no agredir.

Pero no todo es negro en el panorama, dentro y fuera de los videojuegos. Este debate sobre sexismo, que ya lleva bastante tiempo en marcha, era impensable hace tan sólo cinco años. Yo mismo, hace esos cinco años, no era consciente de todo esto y he aprendido mucho desde entonces. Pero necesitamos cambiar mucho más las cosas porque los videojuegos son una obra cultural influida por la sociedad que los crea. Los japoneses crean juegos donde las mujeres suelen ser objetos hipersexualizados porque su cultura es así (y esto es una explicación, no una justificación). Cuando le preguntan a Hideki Kamiya qué opina de que Anita Sarkeesian crea que Bayonetta es machista él responde que debería callarse la boca. Ni siquiera lo considera digno de ser rebatido, algo que sí han hecho, con mayor o menor fortuna, fans del juego con bastante más cerebro que el señor Kamiya.Y no es la primera vez que se comporta así. Si la cultura de la que emerge una obra es machista, la obra lo va a ser inevitablemente. Pero no crean que es sólo un problema japonés, sólo hay que darse una vuelta por ahí. Pregunten a sus amigas cuántas veces han sido acosadas, cuántas veces se han sentido un par de pechos andante, cuántas veces les han quitado importancia a sus problemas diciendo que no es para tanto. Pregunten, pero, esta vez, escuchen. Y escuchen bien.

Visibilizar un problema no significa encontrar un culpable. Un comportamiento sexista inconsciente no es culpa del que lo tiene, pero sí es su responsabilidad entender que es sexista, por qué lo es, y remediarlo. Nadie les va a señalar con el dedo ni a acusarles de nada porque todos, incluso las mujeres, nacemos inmersos en una sociedad machista, lo incorporamos como algo cotidiano y no nos damos cuenta de que es así. Pero lo difícil no es reconocer el sexismo de una sociedad, lo realmente complicado es actuar en consecuencia, no callarse y visibilizar estas cosas. Una mujer puede decidir que no quiere aguantar que un tío ningunee su trabajo y la reduzca a una cara bonita, y todos estamos de acuerdo. Esa mujer decide libremente no depilarse y, de repente, el apoyo se esfuma. Reclama la posibilidad de jugar con un avatar femenino y se le dice que es una petición absurda. Se enfada cuando un obrero le grita animaladas desde un andamio y resulta que es una histérica. Y así no vamos a ninguna parte. Porque, recuerden: lo primero que hay que saber acerca del machismo es que un hombre nunca sabrá qué es lo mejor para una mujer.

A partir de ahí podemos empezar a cambiar las cosas.

Créditos de las imágenes:
Sampsoniaway
Kert Gartner
Reductress

Acerca de Alberto Mut


Programador, vocalista de un grupo de rock, devoto de la ciencia ficción y leal siervo del Emperador de la Humanidad, empleo mi tiempo en impedir que los Dioses Primigenios regresen a la Tierra, en escribir relatos de cifi militarista y en repasarles el lomo a los bichos de cualquier FPS old school que caiga en mis manos. TANSTAAFL

121 comentarios
  • Enorme.

  • Jorgerúndez

    Muy grande, s’i. S’olo discrepo un poco en el p’arrafo del #NotAllMen. Creo honestamente que todos somos machistas sin excepci’on. Con un poco de suerte educaremos algo mejor a nuestros hijos e igual nuestros tataranietos dejan de serlo o como m’inimo lo son menos.

    Lo peor de todo es que si esta maravilla la hubiese escrito una mujer letra por letra, estar’ia ahora verbalmente apaleada.

    • Courage

      7 meses ¿Y qué? Me da lo mismo.

      Habla por tí, porque eso de “sin excepción” sobra.

      Yo, al igual que tú, soy un tío pero el machismo me da un asco tremendo, así que a ver si en vez de decir esas cosas te las ahorras, que no todos los tíos son machistas.

  • MarinaNT

    Yo tengo muy clara mi opinión sobre Anita Sarkeesian, y no es muy buena. Creo que es una oportunista que intenta buscar las 5 patas al gato en cada videojuego que toca, y eso no me agrada. He visto juegos que realmente son muy ofensivos y nada realistas ya que se basan en una fantasía sexual que tienen algunos hombres (sobretodo en Japón, que de ahí viene ese juego), que tratan de violar a mujeres y más explícitamente a niñas. Un videojuego donde su objetivo es violar, diseñado así intencionadamente, me parece repugnante, y la señora Anita solo se hace eco de juegos que no tienen dichas intenciones a entrever.

    De hecho, nos invitaron a un podcast a mí y a 3 chicas más para debatir sobre el sexismo en los videojuegos, y nuestra para saber nuestra opinión como mujeres. También nos preguntaron sobre ciertos comentarios de Anita, y todas coincidimos en lo mismo.

    Yo nunca me he sentido discriminada sexualmente en un videojuego (salvo el que he comentado arriba) por varias razones. La primera, es saber el objetivo y la intención que ha tenido la desarrolladora al hacerlo. La segunda, lo que me importa de un juego, es divertirme y entretenerme. Lo tercero es que tanto el género y la temática de un juego, me lo suelo tomar como algo interpretativo para adentrarte en su mundo. Lo voy a explicar de manera más simple:
    En un GTA es un juego donde los protagonistas son gángsters y también suele haber muchísimo sexismo debido a que en la vida real ya lo hay y más en ciertos ambientes, que están simplemente recreados para ambientar el juego. Sin embargo, no me siento ofendida porque esos hechos son interpretativos para adaptarlos a un mundillo del cual más o menos ya nos hacemos una idea de cómo es. Reconozco que algunos detalles sobran, pero bueno, que el objetivo del juego no es ese.

    No tendría sentido que un GTA no tuviera todos estos elementos, sería como jugar a un Castlevania sin vampiros, o jugar a un SuperMario Bross sin power ups, por “incitar a tomar drogas” (la coña de las setas alucinojenas, plantas, etc).
    No se puede buscar malas intenciones donde seguramente no las hay, y si las hubiera, entonces sí me quejaría.

    Sin embargo, hay otro tema que sí me preocupa y que también debatimos en ese podcast, y es ver sexismo en la industria, pero no solo la de los videojuegos, sino en cualquiera.

    Yo soy desarrolladora, podría decirse que mi oficio es el de pixel artista ya que me dedico a crear al apartado gráfico de los juegos en los que trabajo, pese a que también toco el diseño de los juegos en general.

    No siempre ha sido así, pero en mis casi 10 años de experiencia profesional en el mundillo, me ha llegado a pasar de todo. Empezando por el encontrarme con algunos tontos diciendome que por ser mujer yo no me puedo dedicar a un trabajo de tios, que es el de crear gráficos para videojuegos. Que mis dibujos son de otro porque soy una tía y yo no puedo dibujar así. Que si las tías solo valemos para cocinar, limpiar y cuidar niños. También he tenido algún jefe que se ha tomado más confianzas de las que debería por ser yo una mujer, pero lo bueno quizá es que tengo caracter fuerte y lo mandé a la mierda rapidamente.

    Debo aclarar que un 80% de las personas que conozco dentro y fuera del mundillo me tratan con respeto por mi oficio y no me siento discriminada de ninguna manera por ser mujer hablando en general.
    Un día sí que me pasó algo que pienso que si se hubiese dado en otras circunstancias (sin gente cerca) hubiese terminado mal y prefiero no contarlo porque tampoco tiene mucho que ver con los videojuegos, pero sí con lo demás.

    Sin embargo creo que he tenido suerte, porque podría haberme pasado cosas mucho peores como a algunas amigas y conocidas. Conozco por lo menos a 6 chicas que han sido violadas, una de ellas a la edad de 8 años, y muchas más que han sido discriminadas o acosadas sexualmente por alguien. Para mí es una cantidad de casos alarmante, ya que siempre piensas que especialmente los casos de violación son muy aislados, pero no es tan así.

    No me preocupa el sexismo en un videojuego, insisto, me preocupa el sexismo en la vida real y eso es lo que debería cambiar de algún modo. El problema es que es un problema social que, como decís en el artículo, se ve como algo muy normal. Incluso nosotras caemos en verlo “normal” hasta que ocurre algo malo de verdad que implique terminar en terapia.

    • Rubereaglenest

      Tenemos articulazo de Alberto y tenemos segunda parte excelente por Marina. GRACIAS!!!

      • MarinaNT

        Con la diferencia de que mi comentario está escrito mal y no puedo arreglarlo jajaja

        • Piruletas

          Con la diferencia de que tu hablas con la cabeza y el otro no tengo muy claro con qué

    • Rober

      Totalmente de acuerdo con todo, coincido al 100% en tu opinión sobre Anita Sarkeesian. Personas como ella, que son oportunistas de turno y nunca sabes si realmente buscan defender una causa (en este caso el sexismo) o si buscan sus 2 minutos de fama ayudan poco en la defensa de estos temas.

      El sexismo en el videojuego no es más que un reflejo de lo que pasa en la vida real a pesar de lo “modernos y tolerantes” que queremos ser nuestra sociedad sigue siendo aún bastante sexista, no hablo solo del sexismo más evidente ni del acoso en el trabajo sino de cosas que pueden parecer pequeñas pero que demuestran que aun tenemos muchos que avanzar. Todavía vemos gente sorprenderse cuando una mujer llega a un puesto de responsabilidad o de cierta importancia.

      Creo que en tu última frase das totalmente en el clavo cuando hablas dices “Incluso nosotras caemos en verlo “normal”…”.

      Me parece acertadísima, este tipo de cosas NUNCA hay que normalizarlas.

    • Piruletas

      Menos mal que queda gente con razocinio, empatía, e inteligencia. Existe vida inteligente en este foro. Gracias Marina, me has hecho recuperar mi fé en la humanidad por hoy.

  • Agustí Montes

    Es verdad que hay machismo en la indústria del videojuego, y en muchos más lugares. Creo que es más preocupante que una mujer vaya a cobrar menos en el mismo puesto de trabajo de un hombre solo por ser mujer. Los videojuegos sexistas desaparecerán en cuanto la gente deje de comprarlos; mientras queramos salvar a la princesa del castillo embrujado, entonces seguirán saliendo juegos sobre eso.

    También pienso que en muchas ocasiones se saca el argumento de contexto. Comentarios como “el consumismo es machismo” realmente no les encuentro la lógica.

  • Crap Bag

    Personalmente, me ha gustado bastante salvo por una cosa. Y es el hecho de que al parecer, generalizar en cuanto a las mujeres SÍ es sexismo, mientras que en cuanto a los hombres NO lo es. Y ahí veo un error. Aquí hay verdades como puños, y es el fallo que le encuentro al texto. Que haya auténticos energúmenos que parecen no haber evolucionado, no nos engloba al resto del mundillo gamer como machistas, trolls y deficientes. Yo, a la hora de jugar a un juego, no pienso si lo ha desarrollado un hombre, o una mujer; si el protagonista debería estar menos cachas para no sexualizar al hombre, o si los pechos de Lara Croft están desproporcionados. Yo vivo una historia, la cuente quien la cuente. Es como si estuviese leyendo un libro. No pienso en ello, y me da igual. Como si el juego está dirigido por alienígenas verdes de 6 cabezas. Lo que pasa es que los subnormales se creen que esto es una cosa sólo para hombres. Los videojuegos son el octavo arte, y aquí tienen lugar tanto hombres como mujeres.

    El resto del artñiculo, bastante bien. Son casos que ya conocía. Y sí, hay muchísmo machismo en la industria, pero poco a poco esto se está desplazando. A veces da vergüenza dedicarse a algo con tanta pasión y que por culpa de la gente que se siente muy a salvo haciendo comentarios hirientes a través de su pantalla, te metan en su mismo saco.

    • Andrés

      Hola Crap bag, creo que no se está diciendo que todos los gamers seamos machistas. Es una defensa frecuente y prácticamente inconsciente a la que recurrimos los hombres cuando se habla de feminismo y machismo.
      Personalmente pienso que esto ocurre porque de algún modo nos sentimos incluidos en ese colectivo de gente, y no nos gusta que “nos digan” que estamos haciendo algo mal cuando ni siquiera nos sentimos parte de ello.

      Precisamente el artículo trata ese tema (#NotAllMen), y concluye diciendo que no se trata de que nosotros nos demos cuenta de que aquello que está mal, si no de que seamos conscientes de que, aunque no tengamos la culpa de ello, pertenecemos a un grupo privilegiado, y en consecuencia que hagamos todo lo posible por no participar de esos privilegios.

      Y sinceramente, si todos los hombres fuesemos conscientes de ello el equilibrio social estaría un poco más próximo.

      Un saludo ^^

      • Crap Bag

        Pero aún así, se sigue dando una imagen muy negativa de este mundillo y de sus integrantes, y pienso que esto no es así. Sí, hay muchísimo desequilibrio en la sociedad actual, especialmente en ciertas áreas (ésta misma, la del videojuego una de ellas) y que no se hace prácticamente nada para evitarlo. Pero se está analizando desde lo más oscuro y gris del asunto, y no se habla de la cantidad de movimientos por la igualdad que hay es internet, desde blogs, revistas hasta youtube. De hecho, el youtuber #1 del mundo, PewDiePie sube vídeos con su novia jugando a juegos y son de los vídeos con más apoyo y feedback de su canal. El problema viene de la gente que, desde su anonimato se cree todopoderosa. Yo apoyo la igualdad en la industria, prefiero un personaje bien construído a una Lara Croft con su 60/90/60.

        Me sigue pareciendo una generalización un tanto fuera de lugar. Y sí, por ser hombre blanco y heterosexual tengo más derechos que el resto de la población, pero esto no me hace un machista, o un homófobo. Y es lo que no me ha terminado de gustar del texto. Que se analice tanto los casos negativos y se dedique sólo el último párrafo a hablar sobre lo positivo. Porque, no hay más que hacer una pequeña búsqueda en internet para darse cuenta de la ingente cantidad de movimientos por la igualdad en la industria de los videojuegos. Yo de hecho, lo he comentado y lo comento mucho en twitter, junto con mucha otra gente. El problema viene en que no hace más ruido la mayoria, si no los que más daño causan.

        Te dejo un pequeño link a un vídeo que, básicamente resume lo que pienso de este tema (no te dejes guiar por el título, no tiene nada que ver) https://www.youtube.com/watch?v=jDQwxyQBpT8. Un saludo, y ojalá realmente se nos oiga a la mayoría y no a los 4 imbéciles de turno. Tanto aquí, como en el resto de ámbitos.

  • Twinsen

    Magnífico texto señor Alberto, una maravilla.

    Puesto que estoy al 100% con usted, poco puedo aportar a lo dicho. Simplemente me paso por aquí para recomendarle que (si no lo conoce) eche un vistazo a The Cat Lady, el único juego de los que ha catado un servidor que puedo considerar eminentemente feminista.

    Saludos.

  • Es una industria que sigue siendo machista, por mucho que nos pese. Muy bien elegidos los casos que comentas en el artículo, lo de GAME_JAM fue muy duro ya.

    Me matan algunas campañas comerciales de los videojuegos, he visto bastantes que son machistas, pero si se siguen haciendolas supongo que no habrán fallado mucho con su público objetivo y que les funcionará.

    Concretamente para el lanzamiento de GTA V pusieron un cartel gigante dentro de la estación de metro de Moncloa. No salía nada del juego en sí, sólo el logo y una mujer enseñando el escote (junto a alguna “review” del país que decía que era el mejor juego de la historia).

    Mucha gente piensa que los jugadores tienden a ser machistas, cosa que no debería extrañarnos tanto. Por mucho que nos duela vemos demasiados casos como los del artículo en el día a día.

    • MarinaNT

      Hace un momento lo estaba comentando con un@s amig@s. El ir con escote no es sexista, lo que es sexista es que alguien te obligue a ser de una manera u otra por ser mujer u hombre. La libertad está basada en que cada uno sea libre de elegir, de mostrarse tal y como se es sin dejar que nadie les imponga nada. Eso sí, no confundir libertad con libertinaje. La libertad de uno termina donde empieza la de otro.

      ¡Un saludo!

      • Un día discutimos las diferencias entre sexismo y sexualizar, concretamente con el personaje de Bayonettta. Aún así, si para promocionar un juego te venden una imagen de una mujer muy sexualizada,y de una forma gratuita, me parece sexista.

        Todavía en Bayonetta o Tomb Raider dices:”es la protagonista,tiene sentido la campaña porque tienen que mostrarla y es un personaje sexualizado”. Pero en este caso sacaban una imagen de una mujer aleatoria y todo estaba centrado directamente en ella. No te estaban vendiendo nada relacionado con el juego, sino la imagen de la tia.

        Siempre sacan imágenes así para publicitarse, cuando salen hombres suelen aparecer con trajes y realizando tareas varias, cuando son mujeres siempre en bikini y posando, como encasillándolas un poco en un papel.

        Igual es impresión mía, pero en este caso es sexualización con sexismo incluido.

      • Creo que eso es un tema muy complicado. A una amiga le gusta ir casi enseñando las tetas, lleva unos escotazos terribles día si día también y le gusta que le digan burradas por la calle y que los hombres se queden mirando.

        A mi me da exactamente igual lo que haga pero a mi mujer le parece mal porque dice que está “forzando” que la traten como un objeto. No porque lleve escote, sino porque lo hace para que la traten como tal. No todo es blanco ni negro, ni en los videojuegos, ni en el mundo…

        • Piruletas

          No hombre, eso no es asi, la gente se viste sexy solo para gustar a su chachipiruli amor ideal que encontraran un dia de verano hermoso. Si cualquier otra persona mira sus pechos o su ropa apretada es un acosador LOL

  • Javier Alemán

    Eso que usted oye es mi aplauso muy fuerte. Suscribo letra por letra el artículo y me encanta ver que en España empezamos a hablar de esto.

    Especialmente hiriente es lo que le pasó a Zoë Quinn con algo tan maravilloso como Depression Quest, un título que debería ser celebrado y le generó un castigo mayor que el repudio que han podido tener cosas más asquerosas como el modo gigolo del amigo Suda51

    • Piruletas

      Supongo que el cine porno también te tiene que parecer asqueroso. Depression Quest es una genial idea, pero como juego es depresivo y aburrido hasta decir basta. ¿Estos comentarios me hacen machista?

      • Javier Alemán

        A lo primero no voy a responder porque yo el tema de la velocidad y el tocino lo llevo bien.

        A lo segundo: Lo que te hace machista es acosar a la creadora de Depression Quest, pedir en foros que la violen, insultarla hasta decir basta…que es a lo que se ha visto sometida, todo ello con el típico tonillo paternalista y machista.

        Si no te gusta Depression Quest, simplemente tienes un criterio distinto. Vamos, creo que la diferencia es bastante comprensible.

        • Piruletas

          A mi me parece que lo de tu tocino y tu velocidad son excusas. Vamos que presupongo que el porno si te gusta ¿no? O tu de eso no consumes. Por curiosidad ¿Cual te parece que atenta contra la mujer y cual no? ¿El sadomaso en ambas direcciones que te parece? Quiero decir cuando se abusa del hombre y cuando se abusa de la mujer en esa ficcion. Y ahora me explicas que tiene de no ficcion el modo gigolo. Es que os veo muy confusos.

          ¿Que he dicho yo de violar a nadie? Porque me he perdido, si ya se que la autora del juego recibio insultos y barbaridades de muchos tipos. Muy mucho mas que criticable. Pero volvamos al tema ¿El porno es malo para la sociedad? ¿Deberia haber un porno asi que fuera respetuoso con la mujer? La mayor parte no lo es, a muchas mujeres les gusta y tienen fantasias de este tipo, las fantasias de violacion por ejemplo son muy frecuentes, busca cualquier lista de fantasias mas comunes en mujeres de cualquier especialista, pero eso no hace que esas mismas mujeres quieran ser violadas o que tengan que ser violadas. Supongo que bajo tu criterio Lara Croft debe ser la culpable de una innumerable cantidad de violaciones.

          ¿Pero te gusta el porno no?

          • Javier Alemán

            La cosa es que aquí se está hablando de sexismo y videojuegos. No de porno, no de literatura, no de cine. Que te entiendo, pero lo siento, no juego a eso.

            Tú has preguntado si era machismo que no te gustara Depression Quest y ya te he dicho que no y te he puesto un ejemplo de conducta machista hacia su creadora, toda la demás parrafada, para quien la quiera.

          • Piruletas

            No mira, es una buenisima comparacion, no te escapes hombre no te escapes.Se ha defendido en este articulo a una de las personas mas oportunistas que usan el feminismo que tenemos el disgusto de conocer con temas como la estetica de bayoneta. Creo que lo de Zoe es bien diferente es mas es repugnante, como lo es cualquier tipo de acoso, pero es muy diferente a que un personaje de videojuego este buena o bueno. A lo que te vuelvo a dar la misma pregunta ¿tu te la menees con porno donde el macho parece alpha y la hembra sumisa o no? Tampoco pasaria nada si te la meneases con porno lleno de dominatrix ¿eh? vamos como tu bien has dicho a respecto de Depression Quest, cada uno tiene su criterio. ¿Te la meneas con porno sexy entonces y te resulta mas atractivo con mujeres depiladas que sin depilar por ejemplo?

        • Kay Herrera

          Una pregunta. ¿y cuando a un desarrollador por hacer un juego malo o tongar se le desea en foros que le partan las piernas, que le pasen desgracias, le viole un caballo y similares es feminazismo?

          Por que esto me recuerda al clásico si llamas maricón, hijo de puta, le deseas la muerte a él y su familia o que le pase cualquier atrocidad a un futbolista no pasa nada, pero si le llamas puto negro es racismo, cuando para mi las 2 cosas son lo mismo, desgraciados sin educación insultando a una persona.

          • Kay Herrera

            Ahora piensa en el desarrollador al que le han caido amenazas de muerte, deseos que que le rompan el culo, deseos de que se muera su familia y otras lindezas que pensará cuando si se lo hacen a él “son unos frikis y unos hooligans” pero si se lo hacen a una desarrolladora “malditos machistas hay que hacer algo”.

            Por que creo que precisamente lo que tu dices es machista, discriminar por razones de sexo.

  • Andrés

    La sociedad aún es machista, por lo tanto los productos que salen de ella lo son. No hay mucha más historia. Ahora, aprovechando que esto es un sector “joven” podría ser un ejemplo, pues también. En realidad, aún estamos a tiempo para que los videojuegos abanderen un cambio como ese. Me resulta más fácil imaginarlo ahí que en cine, música o literatura, por ejemplo.

  • Fedorín

    Decir que “Anita tiene razón” por el hecho de que denuncie que hay machismo en los videojuegos, y sea cierto, es como decir que Le Pen tiene razón al decir que hay un índice de criminalidad muy alto entre los gitanos en Francia, que es cierto que lo hay.
    Que el eje de tu discurso sea una premisa cierta, no te da la razón. Hay machismo en los videojuegos, está clarísimo, pero Anita no tiene razón, porque es una oportunista, una estafadora, retuerce y le da la vuelta a las cosas de la manera más sensacionalista posible en lugar de señalar lo evidente.

    Por lo demás muy buen artículo, de acuerdo en todo, es evidente que las cosas tienen que cambiar dentro y fuera de los videojuegos.

  • Akkuma

    Habéis llegado hace cuatro días a la industria de los videojuegos y queréis cambiarla de arriba abajo.

    NOPE.

    • Mariela

      Cuatro días mal contados, sí. Dicen las malas lenguas que el autor tiene entre siete y ocho años.

  • HallfLife

    ¿Broforce es el espejo de todo el machismo y el hombre blanco heterosexual que debe de pedir perdón por vivir?. ¡VAYA! Yo creía que era un juego muy divertido hecho con todo el cariño y como homenaje a todas esas películas de acción de los 80-90. Lo que hay que leer, una sarta de mentiras, que vergüenza.

    • Mariela

      La polla en verso. Cuando creías que la comprensión lectora no podía tocar fondo, BANG.

  • Carnivex

    Un tema en verdad importante y necesario al que plantar cara. Felicidades por tratarlo.

    No digo nada nuevo al comentar que el machismo en los videojuegos existe como existe en otros medios y en la vida real. Existe principalmente porque somos ignorantes, es así.

    La ficción ya sea en cine, literatura o videojuegos ha de ser un espejo del mundo real. Si ambientas una obra en los 50 (y no hace falta ir tan atrás, ¿verdad España actual?) es verosímil que la mujer sea vista como una máquina de limpieza y tener hijos, del mismo modo que no puedes ambientar algo en 1800 y ver cómo un blanco trata como un igual a un negro. ¿Que incluyes a un personaje que sí lo hace? Por supuesto, pero sería la excepción. ¿Es el creador machista o racista por ello? No, a menos que sea una clara propaganda a favor de la “normalidad”.
    Una persona sensata debería saber distinguir entre el verdadero machismo y la muestra del mundo que nos rodea, como comenta MarinaNT más arriba citando a GTA.

    El mundo del videojuego es todavía inmaduro, y me refiero tanto a que le quedan muchas posibilidades que ofrecer como medio, como a que también lo son en muhcos casos creadores y jugadores. Aquí entro en el verdadero problema que cita el artículo: destrozar a alguien que quiere sacar un juego sólo por el hecho de ser mujer. Da igual que su idea en principio suene más interesante que muchos otros proyectos, da igual que venga con ilusión a aportar su granito de arena en este mundillo, porque no sólo nos burlamos de ella porque claro, como es chica tenemos miedo de que su juego no tenga tetas ni chistes inmaduros y quizás nos haga pensar un poquito, sino que le arruinamos la vida amenanzándola de muerte. ¿En serio somos tan hijos de puta, ya no como jugadores sino como personas?

    Da miedo no que el machismo vuelva, porque en realidad nunca se ha ido, sino que pilla más fuerza entre la gente, como se puede comprobar en la redes sociales o con el ejemplo de Zoë Quinn. Da mucho miedo.

    Un saludo.

  • Internet

    Los asuntos de sexo y género siguen siendo espinosos para muchos jugadores. Aun sin ser tan agresivos en sus comentarios, existe un desprecio pretendidamente basado en cansancio sobre la discusión o la banalidad del tema. Incluso, y esto duele más, entre jugadoras femeninas que hacen suyos argumentos de jugadores varones y aseguran no haber percibido machismo, o no percibirlo más que como una tontería menor. Alejar a alguien de lo que los anglosajones llaman “Comfort zone” siempre trae consecuencias, pero sí que son mucho más virulentas si quien lo hace es una mujer.

    En RockPaperShotgun, por dar otro ejemplo, han tenido que cerrar los comentarios de alguno de los juegos de la (excelente) columna S.Exe por la cantidad de mierda que estaban empezando a acumular. O el acoso a Porpentine, una desarrolladora que además es trans (+5 a la tirada de Recibir HeterOdio).

    Y me llama mucho la atención lo rápido que han crecido los términos despectivos para referirse a los hombres a quienes le hace puta la gracia el sexismo en videojuegos. “White knights”, “Moral Fag”, “Mangina”…

  • Higinio Martí

    Muy buen artículo, me sorprende ver que estos temas por fin salieron del guetto político. Basicamente estoy de acuerdo, aunque tengo un par de críticas:

    – Respecto a lo que dices en la introducción, tener privilegios es malo: no es bueno ni deseable, y un movimiento antisexista serio debería tener como objetivo tanto el empoderamiento de quien sufre opresión como la deconstrucción de actitudes formadas alrededor del privilegio.
    – Personalmente no me gusta el calificativo de “victima” a quien padece una agresión: perpetua la victimización y la imagen de la mujer como ser desamparado que necesita protección. Hay que desterrar esa imagen, igual que destierras (muy acertadamente) la imagen del agresor como un monstruo (” la violencia sexual no sólo se presenta en forma de violación en un callejón oscuro”), y que hace el juego a quien opina que machismo es el tio que mata a la pareja y poco más. La violencia sexual y la agresión sexista se da, también, en situaciones completamente naturalizadas.
    – Todas somos machistas en mayor o menor grado, pues hemos sido educadas y socializadas en un sistema sexista. Sólo el trabajo individual y colectivo consciente cuestionando todo lo que hemos venido aprendiendo nos acercará cada vez más a un mundo sin sexismo.

    Felicidades por el artículo, me gusta ver que cada vez hay más voces masculinas que defienden el feminismo y las luchas de género vinculadas a mujeres y personas homosexuales, transexuales, etc.

    • Carnivex

      “Personalmente no me gusta el calificativo de “victima” a quien padece una agresión: perpetua la victimización y la imagen de la mujer como ser desamparado que necesita protección.”

      Llevo un raro dándole vueltas a esto, y quizás es que estamos a lunes y las resacas ya me duran dos días, pero de verdad que no lo entiendo. Cómo calificarías entonces a alguien que ha sido agredido, ya sea física o verbalmente. Y sobre que perpetua la victimización eso ya se me escapa del todo.

      • Higinio Martí

        Le llamaría agredida, sin más. Ser una víctima implica estar en una situación de desamparo frente al agresor. Creo que toda persona oprimida debe empoderarse al punto de poder responder a las agresiones que sufre, y para ello hay que salir de esa mentalidad victimista, cuyo primer baluarte es el lenguaje, que nunca es inofensivo. Por ello me parece importante escoger convenientemente las palabras.

  • Malleys

    Bravísimo, una maravilla de artículo, el tema está explicado a la perfección.

  • Petecander

    Pues me ha dejado un poco flojo el articulo en cuestión, especialmente después de haber oído tu podcast, en el que tenias una opinión sobre la Sarkeesian menos suave. No digo que no tengas razón en el 99% de lo que has escrito, pero me jode un poco que ahora parezca mal criticar a esta tipa y a su metodología.

    • Petecander

      Por cierto, me parece fenomenal cambiar de actitud, es muy sano y que entre aire fresco en la cabeza siempre viene bien, no me refería a tu caso en particular (que me parece muy respetable que hayas cambiado de opinión) sino que la figura de Anita sale muy beneficiada cuando lo que hace podría haberse hecho mucho mejor y al final parece que estas del lado de la rape culture y el machismo si criticas su “trabajo”

      • Zaraphiston

        Sigo criticando sus métodos y hasta que no cambie de manera de hacer las cosas lo seguiré haciendo, sobre todo cuando roba material de terceros, pero en lo que sí he cambiado de opinión es en la necesidad de una figura como la suya aunque sólo sea para crear debate sobre algo de lo que no se hablaba hasta su Kickstarter. Cuando grabé el podcast pensaba que alguien como ella hacía más mal que bien al feminismo, pero luego me he dado cuenta de que, tal y como está el tema, simplemente con hacer ruido ya se consiguen cosas. Como mínimo, se consigue visibilizar un problema y debatir sobre él.

        La figura de Anita Sarkeesian es muy polémica y es cierto que polariza el debate, pero si podemos usarla “sólo” como catalizador y empezar a hablar a partir de ahí, entonces por mí no hay problema.

        • Petecander

          Si, estoy de acuerdo, lo único que lamento es que ella partía de un material interesante y en mi modesta opinión creo que realmente hace mas mal que bien porque considero que carece del conocimiento suficiente sobre el medio como para dar siempre esas opiniones tan tajantes sobre algo que evidentemente desconoce. Ojalá alguien tome sus argumentos y los defienda de un modo mas razonable y menos efectista!

  • Mith

    Pues muy bien esto, Alberto.

    Realmente, como hombre, me cuesta percibir ese sexismo. Para mí una mujer tiene las mismas condiciones u oportunidades que puede tener un hombre, de la misma manera que el que una persona me diga que es homosexual es igual a que me diga que es rubia. A mí me da igual que una persona sea heterosexual, homosexual, bi, o que le dé por desflorar cactus. Igualmente con el género. Como eso me da igual, es decir, como me cuesta entender que se pueda diferenciar por esos términos (pese a que así ocurra), percibo de menor manera el sexismo. Es decir, sé que está ahí, pero realmente no sé qué poder hacer al respecto, más allá de difundir textos como este.

    Cualquier cosa que se os ocurra que pueda hacerse, contad con mi arco y mis flechas.

  • TuPadre

    Si os llamo White Knights soy machista? Porque lo sois.

    • TuMadre

      Lo que eres es alguien que si no abre la bocaza para decir chorradas sin sentido que no aportan nada no se queda tranquilo.

    • Mariela

      Pero cuidado cuando lo digas con sacarte antes la cabeza del interior del culo, que si no es peligroso.

  • Beatriz HC

    Alberto, me ha encantado y los ejemplos tengo que decir que me han impactado. Sabía que existía mayoría masculina en el desarrollo de videojuegos, la hipersexualidad de los personajes, (de hecho, ahora se me ha venido a la mente la pechonalidad de Ivy de Soul Calibur). Bueno, y por no hablar de otros aspectos relacionados con el sexismo que ya han nombrado algunos en los comentarios: el concepto de techo de cristal, publicidad sexista, consolas rosas para las niñas y un largo etc. Enhorabuena! Esto da para una segunda parte y para un debate!

  • Andrés

    Aunque no viene mucho a cuento, y sé que a nadie le importa, dejo aquí mi opinión sobre la Saarkesian. Me jode mucho que con la pasta que recaudó, el resultado de los vídeos que hace son… justitos. Entre la producción de los vídeos, los juegos adquiridos y tiempo dedicado… no sé, no me salen las cuentas. A mi me da igual el tema que trate, es que no puedo evitar verla como una estafadora y entonces el mensaje que me envía no me puede resultar más indiferente. Incluso eso me hace ser más crítico con ella e inconscientemente quiera buscarle las costuras a sus argumentos.

    Por otro lado, esto del machismo en los videojuegos (en la sociedad), tiene una cara B de la que se habla poco. Tengo 35 años y peso 65 kgs. El ideal de macho que me ha inculcado esta sociedad es alguien “fibrado” (esto significa muy cachas, no tanto como los del pressing catch, pero joder, cachas que te cagas), sin imperfecciones en la piel (no, la barba no es un imperfección, que hasta eso la tienen hermosa), piezas dentales perfectas y ya sea un truhán o un señor, es todo un referente social. Un Invictus, vaya. Y yo, que nunca llegaré a ello, me puede sentir fracasado y desear mandar todo y a todos a tomar por culo.

    En realidad, este no es mi caso (lo de sentirme fracasado, digo, lo de que no soy cachas es ciertísimo), y es un problema que no genera violencia hacia los otros, pero no por eso quiero dejar de señalar que el problema del machismo, a medio y largo plazo, también afecta a los dos géneros. Pero supongo que habrá que ir paso a paso y primero solucionar una cosa, y luego la otra.

  • elcanosus

    La naturaleza nos lo ha puesto jodido a los hombres de una manera (con nuestro deseo de esparcir nuestra semilla y follarnos a toda hembra petable) y a las mujeres de otra (por ejemplo con el rol de poder ser folladas de forma pasiva sin estar excitadas sexualmente, cosa que en los hombres no sucede, con una sexualidad que en muchos casos no funciona de una manera tan automática como la masculina, o con cosas como tener que ser más selectivas a priori al escoger pareja por corresponderles el rol de madre gestante y no el de padre polinizador)

    Un artículo que leí recientemente dice que todos tenemos más antepasados mujeres que hombres. Alguno lo achacaba estúpidamente a las guerras u a otros motivos por los que los hombres mueren antes. A ver, aunque alguien muera prematuramente sigue siendo antepasados nuestros igualmente. Teniendo en cuenta que los hijos (por ahora) nacen de un padre y una madre, solo es indicativo de que mientras unos tíos follan más que otros (teoría del macho alfa), las tías en promedio lo tienen más fácil para follar o ser folladas por alguien (esto no quiere decir que no las haya que tengan problemas para conseguirlo, quiere decir que siempre tendrán muchos más fácil conseguirlo que un tío con atractivo físico equivalente)

    La naturaleza nos ha hecho asimétricos por sexos para aumentar la competencia de la especie, los sexos no somos iguales ni tenemos las mismas oportunidades. Y esta asimetría en muchas ocasiones deriva en misoginia.

    En los jóvenes varones veo menos “machismo” precisamente porque tienen más fácil follar que antes, y tratar de tú a tú a las chicas, y no como princesas. Y sin embargo por lo mismo han dejado de ser “White Knights”.

    La situación ha mejorado en cierta medida, porque el buitreo y los comeorejas sigue presentes a todos los niveles (por el ansia de esparcir la semilla)

    Lo que hay que saber es convivir lo mejor posible con esa realidad, aceptarla y no salirse del tiesto ni permitir las salidas de tiesto de otros.

    Yo lo que veo mucho más a menudo es justo lo contrario de lo que dice el artículo, demasiada condescendencia con trabajos mediocres de chicas solo por su sexo.

    Luego viene el tema de los intereses. No creo que nadie impida a las mujeres dedicarse a estas labores y sin embargo son minoría apabullante, en este y en muchos otros campos de la técnica. No digamos ya si nos restringimos al tema de la programación.

    Por poner otro ejemplo, estoy en un grupo de aficionados a las impresoras 3D y nos juntamos unos 30 hombres que no nos conocíamos de nada. No hay ninguna mujer. Creo que estarán en grupos de yoga y crecimiento personal.

    Llámalo mayor cantidad de neuronas espejo, menor capacidad para obsesionarse con temas técnicos y como consecuencia menor capacidad de especializarse (en realidad para ser un experto jugando al ajedrez o desarrollando videojuegos… hay que estar bastante obsesionado y en cierto modo, mentalmente desequilibrado, y sin embargo eso al mismo tiempo eso es lo que te puede permitir centrarte lo suficiente para llegar a hacer algo destacable)

    Llámalo como sea. No somos iguales, puede haber excepciones singulares a la regla, igual que habrá tías que podrán partirme la cara en una pelea. Pero en promedio no. No simplifiquemos con el “somos iguales”, nos estaremos equivocando al darnos de bruces con la realidad.

    • Pero

      COMORL?!

    • Enrique Hervas

      Aquí nadie pone en duda que hay diferencias entre hombres y mujeres. Lo que el texto está poniendo de manifiesto (y no en duda) son casos donde esas diferencias se están utilizando contra mujeres de la industria del videouego, ya sea sea para desprestigiar a una persona, para sacar beneficio económico, o para obtener favores sexuales.

    • Mariela

      Gracias por considerarme mentalmente desequilibrada, es de lo más bonito que me han dicho hoy.

      • elcanosus

        Eres una anomalía estadística.

        • Mariela

          Evento Fringe para los amigos.

        • Pero

          Eres todo un don juan. Debes ser de esos jovenes varones poco “machistas” porque follan mucho. Me da la sensación.

      • Piruletas

        Comprensión lectora baja, o “rage reading” ha llamado desequilibrado al cerebro masculino, y ha puesto el ejemplo del ajedrez.

        • Mariela

          A vé, criatura… *se sienta en el taburete* *se frota el puente de la nariz* Si me identifico con todas las cosas que supuestamente convierten en “mentalmente desequilibrado” al cerebro masculino, siguiendo esta bella argumentación nada contradictoria en su ínterin, ¿no lo es el mío también, por tanto?

          QUE YO QUIERO ESTAR DESEQUILIBRADA, HOSTIA *rompe el taburete*

          Fdo: Tu Anomalía Favorita

          • Piruletas

            A mi tu historia de teatro de internet me la trae al pairo, solo te he ayudado a comprender lo que el ha dicho. Lo que tu hagas, pienses, o relinches, repito, me importa un pimiento.

            Besos.

          • Mariela

            GRACIAS, CEREBRO MASCULINO *le lame con su lengua equina*

          • Eso os pasa por salir de la cocina.

      • Marina

        Tendrá más títulos de psicología que un psicólogo, ya que para diagnosticar algo así por tener cierto oficio, hay que tener mucha experiencia (supongo). Ya somos dos enfermas mentales.

    • Mariela

      Por cierto, curioso que instes a no simplificar después de la bonita frase de las clases de yoga y crecimiento personal. Eso se llama falacia de ignorantio elenchi, hamijo. Yo lo llamo “cómo me gusta oírme y qué bien escribo, aunque no me lea lo que he puesto antes”.

      • elcanosus

        No estoy seguro de que sea más inteligente dedicarse a desarrollar juegos que a practicar yoga o aprender conceptos de crecimiento personal. Evidentemente a mí no me verás en uno de esos grupos, pero ya te digo, no tiene por qué ser más inteligente lo que yo hago, visto en perspectiva práctica, la probabilidad de sacar algo beneficioso puede ser mayor en lo otro.

    • Carnivex

      Quiero de eso que fumas.

    • Creo que se te está olvidando que los humanos se mean en muchas de las reglas de la biología evolutiva. Somos animales, pero no funcionamos igual que la mayoría de nuestros animales más cercanos desde el punto de vista filogenético. Lo digo porque nos animas a “no salirse del tiesto ni permitir las salidas de tiesto de otros”. Te estás saliendo MUY FUERTE, y a muchos niveles.

    • Higinio Martí

      Resumiendo mucho, porque no suelo perder el tiempo en discutir semejantes tonterias, que haya mucho más interés en hombres que mujeres respecto a temas técnicos es una consecuencia de la socialización desde pequeños y del mundo masculinizado al que hay que enfrentarse en determinadas áreas. Cuando un niño cumple años se le regalan todo tipo de juguetes técnicos que potencian la curiosidad, mientras que a las niñas se les regala muñecas que potencian el cuidado, que es la esfera a la que se le relega históricamente a la mujer. Además, en este tipo de espacios masculinizados las mujeres siempre están bajo lupa: primero necesitan muchísimo más trabajo para ser tomadas en serio y, una vez lo consiguen, aparecen esas vocecillas intoxicadoras que ponen en duda su trabajo y “argumentan” que se es condescendiente sólo por ser mujeres. Con este panorama, es normal que sólo una minoria se atrevan a pasar a esos espacios.

      Que hoy por hoy haya más mujeres en los espacios técnicos es consecuencia de: 1) las valientes que entran y se enfrentan a un mundo de hombres a pesar de que sean sistematicamente ninguneadas y 2) el trabajo del movimiento feminista en general que va logrando romper los roles asignados a cada una de las categorias de género.

      Del principio del vergonzante comentario me abstengo de decir nada porque caería en insultos nada constructivos, porque decir que hay que aceptar con naturalidad a los babosos y buitres, o que el hombre tiene una sexualidad desbocada que no puede controlar (argumento muy manido para violadores) tiene delito a estas alturas de la vida.

      • elcanosus

        Supongo que tú sabes más de estos temas que esta mujer que contradice tus argumentos:
        http://www.redesparalaciencia.com/3739/redes/2010/redes-67-el-cerebro-masculino

        Os habéis echado encima mío (no sabía que la web tenía tantos lectores/as, mi enhorabuena) por un comentario donde he hablado de manera poco diplomática, donde no quería defender el machismo, quería explicar por qué creo que se origina.

        Resumo los puntos de manera más aséptica:
        1) Insatisfacción sexual masculina (quizás porque por su naturaleza sea bastante difícil de satisfacer en la práctica, incluso teniendo una pareja atractiva) -> misoginia -> machismo.
        2) Falsedad del principio de que las mujeres en promedio (estadísticamente hablando) no se interesen por los temas técnicos porque se lo impida la sociedad. FALSOOOO. Por favor no me hagas reír, eso podría pasar hace 50 años. Además no ocurre en determinadas áreas, como la medicina, farmacia…
        3) La “broma” de que para dedicarse a desarrollar videojuegos hay que ser un poco frikie y obseso del tema (en la que me incluyo), también os la tomáis a mal, pues vale.

        • elcanosus

          El punto 1 es una teoría que tengo que podría contradedirse en apariencia con la experiencia personal de haber conocido algún ligón muy machista, pero sin embargo a pesar de su éxito estaban muy insatisfechos (querían más). También concuerda con que cuanto más reprimida está la sexualidad en una sociedad, más machista suele ser (Japón, países islámicos…)

    • Marina

      No se trata de decir que seamos iguales, porque está claro que no. Tampoco son iguales mi madre y mi tía, ya que cada una tiene una forma de ser y de ver las cosas muy distinta.

      Se trata de que haya igualdad de condiciones, que ambos tengamos los mismos derechos y que se nos trate con el mismo respeto.

  • Panda del acoso gramatical

    Hola: Objectify =/= objetivizar, en todo caso objetivar y mucho mejor si se opta por cosificar.

    • Zaraphiston

      ¡Apuntado! Gracias. :D

      • Panda del acoso gramatical

        Para servirle.

  • Me encantan estas noticias, me ponen de un buen humor que no veas el constatar cómo se tratan a las mujeres (que sin duda se merecen). Y si no, que se vayan como redactoras del Cosmpolitan a hablar de trapitos. ;)

  • Ivan el Trolaso

    Lo confesaré de una vez por todas. Amo las mujeres inseguras.

    Siempre que una mina con la que estoy hablando se vanagloria de cuan “confiada” y “fuerte” es, yo puedo inmediatamente sentir cómo mi polla se desinfla como un neumático pinchado.
    Por supuesto que yo todavía le daría; una personalidad repelente no
    niega el hecho de que ella tiene un cuerpecito que aguanta. Pero una
    parte crucial de la atracción por ella muere. Estaría menos ofendido si
    ella se pedorreara en mi cara.

    La idea de que las mujeres deberían o necesitan tener
    autoestima, más allá de una línea de base para asegurar que no se
    suiciden o se conviertan en stalkers psicópatas, es uno de los
    experimentos de la ingeniería social de los más desastrosos de la edad
    moderna. Una mujer con confianza excesiva en sí misma es lo mismo que un
    hombre con una vagina. Es un atributo que a lo mejor es superfluo y,
    en el peor de los casos, previene que las mujeres lleven a cabo sus
    naturales funciones biológicas y sociales.

    Para que el mundo occidental se corrija, es necesario que haya una
    masiva y concertada guerra en contra del autoestima de la mujer.

    Desde el momento en que son los suficientemente grandecitas para
    hablar, las niñas son bombardeadas con propaganda que artificialmente
    les infla el autoestima. Se le dice que son únicas e irrepetibles
    simplemente por el hecho de tener un cromosoma X de más. Se les dice
    que son inteligentes, que pueden hacerlo todo, que son dignas de respeto
    apenas por el mero hecho de existir. Se les incentiva a que deriven su
    autoestima no de su inherente naturaleza femenina, sino de su título
    universitario, su trabajo o de otros tramposos símbolos ilusorios de
    logro en el mundo de un hombre.

    Combinado esto con las tendencias propias de caballeros blancos de
    sus padres y la atención sexual que las chicas atractivas que las niñas
    reciben desde su pubertad en adelante y se tiene como resultado un
    potencial colapso social en proceso.

    He aquí mis razones de por qué las niñas deberían ser desalentadas en tener demasiada autoestima o confianza en sí mismas.

    1. La mayoría de las niñas han hecho nada para merecer autoestima.

    En el mundo de los hombres, el respeto –y por extensión, el
    autoestima— se basa en lograr algo de verdadero valor o en tener algún
    tipo de habilidad o talento. ¿Eres fuerte y musculoso? Las mujeres te
    respetarán por el esfuerzo que has dedicado para moldear tu cuerpo ha
    tomado también una enorme cantidad de trabajo y dedicación. ¿Eres
    un músico talentoso? ¿Un experimentado trotamundos? ¿Un exitoso
    empresario? Estos logros y más generan respeto del prójimo y con ello
    viene el autoestima. Nadie respeta a un niño gordo que se la pasa
    jugando videojuegos en la casa de sus padres, y ¿por qué deberían respetarlo?

    No hay ninguna habilidad ni esfuerzo envueltos en gastarte la vida comiendo chucherías y haciéndote la paja en un calcetín.

    Las mujeres afirman querer iguales derechos que los hombres, pero ellas no quieren las mismas responsabilidades.
    Como tales, exigen respeto no basadas en su mérito como personas, sino
    apenas por respirar. La mayoría de los “logros” de las niñas, de los que
    ellas se enorgullecen, no son más que chistes completos. Wow, ¿tienes
    una maestría en teatro con títeres? En un mundo donde las madres de todo el mundo tienen un título universitario
    –y donde los currículos universitarios han sido rebajados hasta el
    punto de la inanidad— ser capaz de pasar de agache a través de una
    institución de educación superior no es un gran logro.

    En todo caso, tener un título universitario es un golpe en contra de una niña –a menos que sea un título verdadero como una disciplina STEM—
    ya que demuestra que ella no es más que una conformista que piensa que
    las credenciales son un substituto del conocimiento y de la experiencia
    verdaderos.

    Lo mismo se puede decir de los trabajos de las niñas. La mayoría de
    las chicas trabajan en empleos inútiles de relleno: burócratas del
    gobierno, recursos humanos y otras posiciones que no sirven para otra
    cosa que darles a ellas la ilusión de independencia. Los trabajos que
    mantienen al país funcionando –empresarios, mineros, campesinos,
    policías, militares— siguen siendo abrumadoramente ejercidos por hombres.
    Si todas las mujeres fueran despedidas de su trabajo mañana, los
    colegios tendrían que cerrar sus puertas por un par de días, pero por lo
    demás la vida continuaría como siempre.

    Si todos y cada uno de los hombres perdieran su trabajo mañana, el país colapsaría.

    Feministas pueden berrinchar tan alto como quieran, pero nunca
    cambiarán esta verdad fundamental: los hombres recibimos respeto basados
    en el mérito, y si las mujeres quieren jugar en nuestro mundo,
    tendrán que jugar con nuestras reglas. De otro modo, ya conocen el
    camino de regreso a la cocina. Tengo más respeto por la hambrienta
    pareja de artistas que viven cerca de donde vivo, que hacia todas las
    mujeres fuertes e independientes™ y sus carreras de relleno. Ser capaces
    de cantar y tocar bien la guitarra no es un logro insignificante, y los
    músicos callejeros en realidad están dándole un valioso servicio al
    mundo.

    2. La inseguridad es integral a la feminidad.

    Recordaba un par de mis relaciones pasadas cuando tuve esta epifanía:
    las chicas que más he amado han sido ellas quienes eran las más
    inseguras, las más vulnerables emocionalmente. La primera vez que salí
    en una cita con la única chica con quien sí me habría casado, sus manos
    temblaban de nerviosismo. Ella más tarde me admitió que se encontraba
    abiertamente intimidada por mí y por la idea de que yo pensara que ella
    era atractiva. Ella fue un patito feo durante toda su secundaria, con
    veinte kilos de sobrepeso solía ser ignorada y/o humillada. La conocí
    poco después de ella haber perdido todo ese sobrepeso. Cuando ella
    todavía veía el mundo a través de los ojos de una gordita.

    La inseguridad es el estado natural de una mujer. ¿Cómo podría ser de
    otro modo? Dada su falta de fuerza física, una mujer por sí sola
    debería estar completamente aterrorizada sin hombres que la protejan. Si
    la sociedad colapsara hoy, todas las Mujeres Fuertes e Independientes™
    que leen Jezebel y XoJane durarían cinco minutos a menos
    que encontraran un hombre al cual colgarse para que las protegiera de
    ser violadas y masacradas. En el bellum omnium contra omnes que es la existencia por defecto de nuestra humanidad, una mujer solitaria es una mujer que está muerta de antemano.

    Uno de los estereotipos más repetidos de las femenistas y manginas dice así:

    “Deberías estar feliz de que las mujeres sean independientes,
    porque significa que están contigo porque QUIEREN estar contigo, no
    porque dependen de ti”.

    Esta es una violación a los fundamentos de las relaciones entre
    hombres y mujeres. Parte de nuestra identidad como hombres se basa en
    que las mujeres nos necesitan. No necesariamente en un sentido
    material, sino en un sentido emocional; aunque la vulnerabilidad
    material y la vulnerabilidad emocional a menudo van de la mano. Esa
    inseguridad femenina es un ingrediente crucial para desbloquear nuestros
    instintos masculinos más propios. Si una mina me necesita,
    siente que su vida llegaría a su fin en caso de perderme, estoy
    doblemente inspirado en estar ahí para ella, para protegerla de la
    crueldad del mundo. Francamente, es muy excitante. Si ella apenas me
    quiere, si puede tomarme o dejarme, mi respuesta instintiva es una de
    apatía: “Ok, lo que digas querida”.

    La confianza no le da erecciones a los hombres; la vulnerabilidad sí.

    Si quieres poder amar a alguien, debes ser capaz de ser
    emocionalmente vulnerable. Aún más si eres mujer (ya que las mujeres se
    sienten atraídas ha los hombres seguros de sí mismos). Debes estar
    dispuesta a darte, a arriesgarte a su juicio, a arriesgarte a ser herida
    y rechazada. Sin esta apertura emocional, cualquier relación que
    pretendas nunca irá más allá de la etapa de la atracción. Sin embargo, a
    las niñas de hoy se les dice que erijan gigantescos muros alrededor de
    sus corazones. Las aíslan de una parte crucial de su humanidad. La
    disonancia emocional de esta ingeniería social feminista es el por qué
    las enfermedades mentales y el consumo de antidepresivos
    entre las mujeres jóvenes ha aumentado como un volador de pólvora en
    navidad. Ordinariamente, una mujer depresiva o insegura buscaría refugio
    en el abrazo amoroso de un hombre, pero dosis diarias de su buen
    amiguito San Xanax cortan los circuitos de sus instintos femeninos.

    Acallando su inseguridad innata con mantras como “You go girl” (Tu
    puedes chica!!!) y drogas, la mujer moderna se ha vuelto una
    discapacitada emocional. Como una pelota de cebo comiendo Big Macs en
    lugar de un jugoso filete, ella sustituye tener un hombre dominante y
    seguro en su vida por tener un carrusel de muchos penes en los que ella
    se considera a sí misma una “igual”. Ella ve a los hombres como un
    soporte vivo para un pene, un accoutrement, nada diferente a sus zapatos
    nuevos o a su nuevo iPhone10. Cuando ella se aburra de su consolador,
    ella lo bota a la caneca y se consigue un modelo nuevo en la tienda. Si
    ella puede conseguir plata y premios mientras cambia su nuevo modelo, eso es solo un plus, la cereza en su pastel.

    En esencia, las mujeres “confiadas y seguras de sí mismas” son incapaces de ver a los hombres como seres humanos.

    Cuando los manginas y las feministas dicen que deberías ser feliz de
    que las mujeres hoy en día son “independientes”, lo que dicen en
    realidad es que están felices de vivir en un mundo en que las relaciones
    son imposibles. Un mundo donde los hombres son solo adornos, accesorios
    que sirven a las mujeres mostrarse cuán sofisticadas son. Lo siento,
    pero ya no juego ese juego. Si no estoy en el centro del mundo de una
    mina, no estaré siquiera en su mundo. Y punto.

    Ya puedo ver a los feministas darle con fuerza a los tecados de sus Macbooks: “¡Tu no puedes con una Mujer Fuerte e Independiente™ como yo!”. Nosotros los hombres podemos con mujeres tal y como tú. El problema, tu problema, es que simplemente no queremos.
    Las autodenominadas mujeres seguras de sí mismas son tan amenazantes
    como una pila de mierda de perro. Claro, tu puedes quitártelas de la
    bota cuando llegas a casa, pero es mejor no pisar el mojón desde un
    comienzo.

    3. Las mujeres no quieren tener autoestima.

    Este es el quid del asunto. En sus adentros, las niñas saben
    que su tóxica ideología que les dice que son fuertes e independientes,
    es una mentira. ¿Por qué piensas que la promiscua maquinal y urbana
    promedio se está metiendo más que el suficiente Prozac para envenenar el suministro de agua?
    La asistencia farmacológica es la única manera que le permite pasar su
    día sin cortarse las muñecas o, como alternativa, sin darse cuenta que
    su vida es una completa mentira. Todos y cada uno de los días, las
    mujeres muestran a través de sus actitudes que ellas desprecian sus
    fuertes e independientes vidas.

    Ellas no quieren más que tener a un hombre que las ponga de rodillas,
    que rompa el Muro de Berlín que rodea sus corazones y que exponga a la
    tímida niña enamorada que yace adentro.

    El game, al menos como fue concebido en la “comunidad de seducción”,
    se trataba de esto. Todas las locas histéricas que berrinchaban como
    “los negas” y similares estaban diseñados para bajarle el autoestima a
    las pobres estaban precisamente en lo correcto: las mujeres imploran por tener un hombre que les hiera el autoestima.
    Las mujeres “confiadas” siguen siendo mujeres. Ellas se sienten
    atraídas por hombres que las dominen, incluso si ellas no pueden
    admitirlo a sí mismas. Porque su autoestima ha sido inflada
    artificialmente por la sociedad, las chicas de hoy necesitan dosis extra
    concentradas de dominancia –i.e. game, seducción— para poder sentirse
    como mujeres de verdad. Son como adictas yendo detrás del dragón.

    Recientemente, Noisey escribió acerca de la explosión del estilo retro de los sesenta entre los girl groups y en las solistas femeninas
    de la escena rock indie, como las Dum Dum Girls, las Vivian Girls y
    Lana Del Rey. El feminismo supuestamente liberó a las mujeres para que
    hicieran lo que sea que quisieran, pero aún así las artistas de la
    escena indie de hoy –aquellas que empezaron como bandas de garaje y que
    escriben sus propias canciones— solo quieren llevar su cabello recogido
    en trenzas y pretender que todavía tienen dieciséis años.

    Noisey, como otros escritores de los medios masivos, tratan de torcer
    esta deprimente realidad al hacer énfasis en que al menos las chicas
    están escogiendo cantar sobre chicos. Nada diferente a como los borrachos siguen escogiendo
    acabar sus hígados con Wild Irish Rose. “¡YO PUEDO DEJARLO CUANDO SE ME
    DE LA GAAAAAANAAAAA!!!!!11” Todas las canciones que Best Coach ha
    sacado tratan de chicos, novios y fumar hierba en la playa. Vivian Girls
    tienen una canción acerca de esperar a que tu novio te llame, un cliché
    más viejo que el que Dennis Moldy mordiera el polvo. Demonios. La
    bajista de las Vivian Girls, Katy Goodman hizo un álbum completo con su
    grupo alternativo La Sera, un álbum dedicado completamente a un
    rompimiento amoroso.

    La vida real no pasa el test de Bechdel.

    Los feministas pueden seguir diciendo que las mujeres no necesitan a
    los hombres, pero sus acciones hacen clara la gran mentira de sus
    palabras. Ellas nos necesitan a nosotros mucho más de lo que nosotros
    las necesitamos a ellas. Las chicas morirían sin atención masculina.
    Carajo, hasta estoy empezando a pensar que el agita feminista acerca de
    la “cultura de la violación” es también parte de esto. Repetir como si
    fueran verdades mentiras como la que dice que una en tres mujeres serán
    violadas en sus vidas y su definición de la violación en constante
    expansión, son formas para los feministas de satisfacer su deseo de
    vulnerabilidad en un modo que no contradiga su visión de sí mismas como
    “fuertes” y “empoderadas”.

    Al final del día, no existen las mujeres Fuertes e Independientes™.
    Solo están las pequeñas berrinchosas esperando ser domadas. Todas las
    poses, la ingesta de pastillas, las incesantes quejas y las demandas por
    “igualdad” –son un grito de ayuda. Las mujeres no quieren el trabajo de
    las seis cifras en un cubículo, el título de maestría, la liberación
    sexual, nada de eso. Quieren ser llevadas masivamente de regreso a la cocina,
    quieren que se les mande a hacer un sándwich de atún con mayonesa y
    lechuga y una palmada en la cola mientras salimos por la puerta.

    Démosles lo que quieren.

  • Aviso: Estamos siendo bastante permisivos con todo tipo de comentarios, pero habrá tolerancia cero para los tochos fruto de cualquier tipo de copy-paste.

  • Ivan el Trolaso

    Mirar que texto TAN interesante. El copy paste dice el moderador que no vale, así que pondré un enlace. Siento no haber citado la fuente antes!

    http://transmillenium.wordpress.com/2013/11/28/el-caso-en-contra-de-la-autoestima-femenina-por-realmattforney/

  • Angel

    Este artículo cae en la falacia de la pendiente resbaladiza. Está sugiriendo, que un juego con una mujer “sexualizada” genera que se pierda el respeto por las mujeres, y se las trate como objetos. Eso es como decir, que por jugar fighting games, la gente se vuelve violenta, o que una mujer, por vestirse de forma que resalte sus atributos, es responsable de que la vean como un objeto. Me sorprende ver hasta que punto la gente se deja engañar por semejantes falacias sin sentido. Esta clase de artículos, lo único que pretende generar, es miedo en los artistas que quieren meter personajes femeninos atractivos en sus juegos. Dejen de atacar al artista, si una mujer tiene derecho a vestirse como quiera y resaltar sus atributos sin que le falten el respeto, también los artistas tenemos derecho a dibujar lo que nos gusta ver, y si nos gusta ver una mujer atractiva mostrando con orgullo su cuerpo, lo vamos a hacer, incluso a pesar del terrorismo feminazi que intenta que no lo hagamos.

    • Invitado

      Angel, cuando comentes un artículo cargando contra el “terrorismo feminazi” te aconsejo que lo leas antes. El artículo no dice nada de eso, el único ejemplo que pone de “sexualización” es sobre el caso de Bayonetta, de hecho exponiendo también argumentos a su favor en un enlace. El autor se centra en ejemplos de ataques flagrantes a personas relacionadas con la industria del videojuego que poco o nada tienen que ver con la labor del artista.

      • nomameswei

        si lo que dices fuera cierto entonces el articulo esta mal escrito desde la primera linea al tanto “Si crees que no hay sexismo en los videojuegos, mira de nuevo” sexismo en los videojuegos, cuando deberia entonces haber dicho si tu afirmacion fuera correcta “sexismo en la industria del videojuego” son dos cosas muy diferentes. ademas de que todo el articulo es ambiguo a ese respecto y la ultima parte torpe y con ganas de agradar.

      • Angel

        El artículo toca varios temas, lo sé, pero también dice: “Porque cuando objetivizar a una mujer deja de tener importancia se abre la puerta a todo un cúmulo de cosas desagradables y muy peligrosas.”.

        El artículo está sugiriendo que el que “objetivizar a una mujer”, genera cosas peligrosas, y sabemos lo que “objetivizar” significa para la mayoría de los que lee este artículo. Si meten una mina ligerita de ropa, con buenos atributos, y poca personalidad, se considera que se está “objetificando a una mujer”. Corregíme si me equivoco, y retiraré lo dicho. =)

        • Risingson

          Y lo grave es que no te das cuenta de que eso es sexualización o cosificación, porque los videojuegos, entre tantísima cosa audiovisual, se han dedicado a “normalizar” esa cosificación. De tal forma que a muchos les extraña que en la vida real no se pueda tratar a las féminas de la misma forma. No es pendiente resbaladiza: es no darse cuenta de que esa normalización es mala. Y no, esto no tiene que ver con la libertad de expresión ni tiene que ver con “la gente sabe separar entre ficción y realidad”… bueno, un poco sí, y si no que se lo digan a la pobre Anna Gunn :P

          • Piruletas

            Si, por eso mismo la violencia tan enormemente normalizada en los videojuegos hace que todos vosotros vayais matando gente por la calle. Por eso de dal forma a muchos se nos hace extraño que en la vida real no podamos tratar a todo el mundo a escopetazos de dos cañones. No es pendiente resbaladiza, es que algunos da la impresión de que cosificais a las mujeres como victimas en cuanto existe una mínima representación de las mismas en el lugar o formato que fuera. Me pregunto si la maja desnuda de Goya os ofende tanto, o las estatuas de Miguel Angel. Efectivamente teneis problemas para separar realidad y ficcion.

          • Risingson

            Claro, y por eso vas todos los fines de semana esnifando cal de la pared, atropellando viejecitas, comiendo bebés y fornicando cabras.

            Que a mí el juego de contestar cualquier burrada ad hominem ignorando la respuesta anterior también me gusta un montón ¿eh?

          • Piruletas

            La falacia ad hominem se la ha gastado tu amigo el del articulo. Nadie mas, solo le ha faltado meter a Hitler por ahi, lo dicho, naceis con Goya y le quemais el cuadro. Cuanto tarad@

          • Risingson

            – dijo Piruletas, soltando tres falacias argumentativas en apenas dos frases.

          • Piruletas

            Te puedo hacer preguntas muy claras y ver como se derrumba tu castillo de naipes. Si quieres jugamos a eso y vemos quien es falaz hasta la medula.

    • nomameswei

      No has podido estar mas acertado. Destacaria lo que comentas de que al final este tipo de intenciones es hasta tremendamente machista porque si se juzga a una mujer irreal o ficticia por su aparente sexualidad se acaba juzgando a la mujer real en el caso de que quiera ser o vestir sexy o sexual es muy triste ver textos como este en el sector donde ademas se mezclan hechos mas que denunciables y criticables para luego dar un bandazo o resbalar en la falacia y sugerir lo que comentas. El ejemplo de los videojuegos violentos y la violencia real no puede ser mejor, me planteo si al autor le gustaria que le llamaran violento por escribir como pone ahi novelas militaristas y jugar shooters. Ahora tambien vamos a ser eta por gustarnos las chicas sexies en los comics o en los videojuegos.

  • Paso

    Bueno leyendo esto con un amigo no puedo aguantarme y tengo que comentar, entre otras cosas porque siendo chica me han gustado hasta juegos como Dead or Alive Volleyball, Bayonetta me apasiona y soy dada a hacerme siempre las mayores “guarras” posibles si tengo editor de personajes.

    El feminismo tiene poco que ver con este feminismo que vivimos de batallas por la estetica de las mujeres. Yo lo llamo: “La Dictadura de las Feas”, aunque quizás debería decir de las acomplejadas, ya que la belleza es algo muy relativo que responde a gustos, pero para que se entienda claramente.

    Como mujer hay que reconocer que es bastante doloroso tener que comprobar que cada vez que miras a la caja tonta se te mete por los ojos como deberías ser, pero es bastante doloroso también ver como en cualquier momento cualquier mujer que destaca especialmente por ser sexy es enormemente criticada por otras mujeres. El mal llamado “feminismo” no el de verdad que se manifiesta en paises arabes con dos ovarios, o que se ata en iglesias para pedir el aborto, ese no, hablo del “otro” del feminismo comodón el que gusta de ir de princesa cuando toca y de fuerte cuando conviene, ese “feminismo” ademas es la mejor arma para atacar mujeres que destacan tanto en confianza como en “belleza” por encima de la capa mediocre que se refugia en cabrearse porque Hannah Montahna es ahora una puta, los comentarios que se dieron en internet sobre este tema fueron vergonzosos, y mayormente en boca de mujeres que de seguro se consideran feministas.

    Si yo tuviera unas largas piernas bien bonitas y me pusiera unos shorts, o un buen pecho y me pusiera un escote, es posible que me molestara y asustara que algunos hombres en masa en una obra me acosaran acercandose a mi, pero sus palabras francamente yendo sexy no entendo muy bien a que clase de pseudodigna pueden herir. Pero es bastante mas hiriente hacer un video de tu culo meneandose en internet mientras bailas sexy y ver como el 99% de la palabra puta, slut, guarra, y otras acusaciones como poner en tela de juicio tu “pureza como mujer” vienen de parte de mujeres.

    Estas mujeres son muchas, la mediocridad abunda, y se han armado a su vez de la mediocridad de otros hombres que se han convertido en caballeros blancos con cualquier excusa, al final estos machos, los llamados caballeros blancos, buscan exactamente lo mismo que los “alpha”, exactamente lo mismo ya me lo decía mi padre que es hombre y tenía mucha razón si nos ponemos ya a generalizar, todos somos iguales me decía. Y nadie te salva de que acaben pudiendo ser tan kinkies violentos o peligrosos como cualquier otro hombre que se le vaya un tornillo.

  • Carnivex

    Creo que en esta discusión se está obviando lo que encuentro más relevante del artículo, y de lo cual no sabía nada hasta leerlo; lo dije antes y lo digo ahora: el ACOSO a Zoe Quinn. Joder, gente, que la amenazaron de muerte por querer hacer un puto videojuego. Mucho poner el grito en el cielo y llamar caballeros blancos (otra cosa que desconocía) a los locos defensores de las locas féminas que nos quieren quitar nuestro derecho a ver tetas de mentira, pero muy poco de clamar contra esos energúmenos que se lanzan como fieras contra las Jade o las Zoe que quieren o hacen juegos. ¿O quizás algunos de los que comentan están incluidos en esos, en los que llenan los comentarios de noticias de Ubi soltando basura propia de adolescentes (y me da en la nariz que muchos son niños, pero también que otros son adultos) contra Jade Raymond simplemente por estar buena?
    ¿En serio no os matáis a pajas lo bastante como para dejar constancia de subnormalidades en foros?

    Como dijo Fernán Gómez: Me canso, me canso de todo el mundo.

    • Risingson

      Lo que quiere decir el artículo es lo que acusa Ángel de pendiente resbaladiza: el papel de la mujer en el videojuego es tan objeto que en cuanto se sale de este muchos reaccionan con violencia. Una cosa lleva a la otra, una normalización negativa lleva a una percepción negativa.

      • BlackKnight

        Otra vez no te estas dando cuenta del tema. Incluso cuando alguien lo explica bien masticadito no queremos entenderlo. Odio recurrir a refranes pero, no hay más ciego que el que no quiere ver (que bien podría haber sido el título del artículo).

        Nadie ha dicho aquí que los videojuegos sean la causa del acoso a Zoe Quinn, de hecho se está argumentando lo contrario, que la causa (el sexismo) ya existe (y pruebas las tenemos en todos los enlaces), y que, como resultado, eso se ve reflejado en los videojuegos. Las mujeres hiper-sexualizadas y los pósters con chicas que ni siquiera salen en el juego son un resultado, no la causa.

        Pero nada, vosotros seguid pensando que no hay ningún problema y que la sociedad está perfecta, que los casos de acoso son un mal menor que no nos atañe (claro, somos hombres), y que no podemos hacer nada al respecto. Dejadme que os diga una cosa: descalificar un artículo como este (sin más razón que: “Queremos tetas gordas!”), produce casi el mismo efecto que llamar zorra a Leigh Alexander en sus artículos: los energúmenos que lean vuestros comentarios tan sensatos sentirán que están amparados, que todo el mundo es como ellos y que amenazar de muerte a una diseñadora de videojuegos solo porque es mujer, está bien, es lo que todo el mundo hace, no nos vayan a quitar a la chica sexy de la carátula.

        • Piruletas

          A muchos nos gusto Faith porque no tenia tetas gordas ni enseñaba nada de nada y seguia teniendo carisma pero claro ¿quereis censurar a Lara Croft o a Bayonetta por marconas? Muy bien pues no quiero volver a ver a un solo futbolista cachas en el FIFA ni en la tele, no quiero volver a ver hombres depilados porque aqui el señor es bastante peludo, no quiero volver a tabletas de chocolate por estomago porque tengo mi tripita, todo esto me hace sentir muy mal se me cosifica que decis. El problema y la tontuna de los gafapasta de los videojuegos es que en vez de adorar la cultura pop con la que trabajais, tal cual, os vais a mear fuera de tiesto a la que podeis, como otros blogs donde se ponen a hablar de Ayn Rand al acabarse Bioshock como si estuvieran en algun programa de Sanchez Drago, cosa que no esta mal si no tuvieras tantas contradicciones. Es como si os avergonzara simplemente ser frikis, que no tiene nada de malo, no es bueno estar acomplejad@, es cuando uno empieza a discriminar a los demas, a las mujeres les encanta hacerlo con otras mujeres normalmente mas exitosas o guapas que ellas. hay muchisimos casos, pero eso tambien es machismo supongo.

          • BlackKnight

            Debo ser el único que sabe leer aquí, dónde sacas que alguien quiera censurar nada?

          • Piruletas

            De entrada sobre tus PREJUICIOS sobre las mujeres sexies en las portadas de los videojuegos, supongo que si son tios musculados y depilados no pasa nada, lo mismo que los demas, seguro que luego porno no consumes nunca ¿verdad? ay hombres…

          • BlackKnight

            Qué prejucios? No has respondido a mi pregunta.

          • Piruletas

            Diciendo tonterias como esta: “Dejadme que os diga una cosa: descalificar un artículo como este (sin más razón que: “Queremos tetas gordas!”

            Porque no es en absoluto verdad. Y menos el tal Angel. Así que todo lo demás sobra viendo prejuicios y poniendo en boca de muchos semejante chorrada. Decir que se discrimina a la mujer por representarla como una belleza o un objeto sexual, es lo mismo que cuando Silvester Stallone vendía imagen de gimnasio en los 80, imagen que se copió y todavía se copia en los videojuegos y que no tiene absolutamente nada que ver con los problemas que algunos gañanes impresentables le generaron a Quinn.

            Repito a mi me gusta más Faith que Lara Croft, la primera Lara Croft era sexy porque parecía una arqueologa que estaba buena pese a sus poligonos, más tarde la convirtieron en algo horrible para mi gusto, el final de Tomb Raider 2 es asqueroso ¿Pero eso es discriminación? Tenéis un problema gordo, igual de asqueroso me parece el rollo que se lleva Bisbal o muchos cantantes de moda españoles idolos sexuales y subrayo sexuales, porque su música es pura mierda y lo que vende es la imagen y no pasa nada. Ivy de Soul Calibur, mega sexy en sus primeras entregas, tremendamente sexual pero con cierto estilo, le clavaron tetorras más exageradas a cada versión, para mi ha perdido el glamour. ¿Y? ¿Son los usuarios de Soul Calibur los que se dedican a llamar puta constantemente a cualquier mujer sexy?¿O como muchos han comentado son las mismas mujeres con la envidia a flor de piel las que en internet llaman puta a cualquier que vista una falda corta y se contonee?

            Lo dicho tenéis un grave problema para confundir una cosa con la otra, igual estais tambien traumatizados por ver tios buenos en los carteles de Calvin Klein. Me parece muy bien la parte del artículo que denuncia los acosos, pero cuando todo esto sirve para decir estupideces como que por jugar videojuegos violentos vas a ser violento, o porque te resulte sexualmente atractiva Bloodrayne vas a violar tías o tratarlas como un objeto es de ser de personas con muy poca perspectiva e inteligencia. Lo que decía antes, habría que quemar a Goya por pintar la Maja Desnuda, por supuesto el grupo de Caballeros Blancos que colmáis este foro tampoco habéis consumido jamás porno, y muchisimo menos porno en el que la mujer sea la parte más sumisa ¿Verdad?

            Lo dicho, disparáis balas al aire, cuando tenéis en este asunto problemas mucho más graves que resolver en cuanto a la discriminación. Me pregunto cuantos frikis que jugamos videojuegos discriminamos a las mujeres en comparación con moralistas que no han tocado un producto pulp lleno de heroinas sexies como son los comics, los videojuegos y demás. Igual entre los acosadores de Quinn encontrabas más hijos de familias tradicionales que fans de la cultura pop, me pregunto que tiene de malo ver y admirar iconos como Flash Gordon o Barbarella.

            Lo dicho tenéis muchos prejuicios.

          • BlackKnight

            Obviando todos los ataques personales sin sentido, te contesto, machote:

            “Decir que se discrimina a la mujer por representarla como una belleza o un objeto sexual, es lo mismo que cuando Silvester Stallone vendía imagen de gimnasio en los 80, imagen que se copió y todavía se copia en los videojuegos y que no tiene absolutamente nada que ver con los problemas que algunos gañanes impresentables le generaron a Quinn.” – Esa es tu opinión, la mía es que sí que tiene que ver, en el sentido en el que ambas cosas tienen su raíz en el mismo problema. Problema que se denuncia aquí.

            “Repito a mi me gusta más Faith que Lara Croft, la primera Lara Croft era sexy porque parecía una arqueologa que estaba buena pese a sus poligonos, más tarde la convirtieron en algo horrible para mi gusto, el final de Tomb Raider 2 es asqueroso ¿Pero eso es discriminación?”. – No es discriminación, y estás mezclando churras con merinas, nadie te está diciendo lo que te tiene que gustar y lo que no, ni a lo que tienes que jugar ni a lo que no.

            “igual de asqueroso me parece el rollo que se lleva Bisbal o muchos cantantes de moda españoles idolos sexuales y subrayo sexuales, porque su música es pura mierda y lo que vende es la imagen y no pasa nada” Exacto. Y, si te parece igual de asqueroso, quiere decir que lo otro también te parece asqueroso? Solo pregunto, no tengo clara tu postura (y creo que tú tampoco)

            “Me parece muy bien la parte del artículo que denuncia los acosos, pero cuando todo esto sirve para decir estupideces como que por jugar videojuegos violentos vas a ser violento, o porque te resulte sexualmente atractiva Bloodrayne vas a violar tías o tratarlas como un objeto es de ser de personas con muy poca perspectiva e inteligencia” Nadie ha dicho eso. Lo has sacado tú solito. Te diré lo que es un prejuicio: Pensar que por estar en contra del machismo queremos prohibir los juegos violentos o sexualizados.

            “Me pregunto cuantos frikis que jugamos videojuegos discriminamos a las mujeres en comparación con moralistas que no han tocado un producto pulp lleno de heroinas sexies como son los comics, los videojuegos y demás. Igual entre los acosadores de Quinn encontrabas más hijos de familias tradicionales que fans de la cultura pop, me pregunto que tiene de malo ver y admirar iconos como Flash Gordon o Barbarella.” Por fin algo de sentido en tus palabras. Yo también me lo pregunto, y, coincido en que probablemente mucho de ese acoso viene por parte de “moralistas” como los llamas tú. Pero, el que haya gente que lo haga en un sector de la población, no quiere decir que el resto esté exento. Porque haya asesinos eres libre de asesinar? Porque haya mas asesinos en una población urbana podemos permitir que haya asesinatos en una población rural?

            Si empiezas a razonar y a escuchar no sólo a las peliculas que se montan en tu cabeza, poco a poco te darás cuenta de que lo que pretendemos muchos, no es que deje de haber chicas/chicos sexys en las portadas o juegos violentos. Sino que simplemente, no se permitan los acosos, el tachar de “Caballero Blanco” a cualquiera que denuncie un acoso, como es el caso de este artículo, no está ayudando lo más mínimo, y por contra está justificando que los haya.

            Si no eres machista, y no crees que esté bien que a cualquier mujer la llamen zorra sólo porque está haciendo algo que se supone que es sólo de hombres, deberías hacer valer tu opinión, y dejar de atacar a cualquiera que le parezca bien lo que se ha escrito aquí. Piensa con la cabeza, por favor.

          • Piruletas

            Está bien que te esfuerces en marear la perdiz, pero no acabo de entender como dices ahora que los juegos sexualizados no discriminan para de entrada haber comentado un párrafo antes “que la raiz del problema es la misma” porque ni por asomo…

            Si de verdad piensas que los videojuegos sexualizados no llevan a violaciones o a insultar a chicas por ser programadoras porque has acusado a los que pensamos que el artículo es una castaña de que y vuelvo a citarte: “Diciendo tonterias como esta: “Dejadme que os diga una cosa:
            descalificar un artículo como este (sin más razón que: “Queremos tetas
            gordas!””

            Y artículo es una castaña de entrada porque esas dos cosas que tu dices tienen la misma raiz, resulta que no la tienen. Tu mismo te contradices.

            Parrafo 1: en el sentido en el que ambas cosas tienen su raíz en el mismo problema. Problema que se denuncia aquí.

            Parrafo 2: No es discriminación, y estás mezclando churras con merinas, nadie te
            está diciendo lo que te tiene que gustar y lo que no, ni a lo que tienes
            que jugar ni a lo que no.

            Aclarate, por cierto me gusta más el punto 2, te sugeriría tomar ese camino.

            Lo siento pero este artículo no ha venido a decir “hay tios que son unos gañanes, comportaos de una vez soplagaitas”, ha venido a decir y cito a Angel arriba, “Porque cuando objetivizar a una mujer deja de tener importancia se abre la puerta a todo un cúmulo de cosas desagradables y muy peligrosas.”

            Satanizando de entrada a que “ibjetivizar” lo femenino, en este caso en los videojuegos, es directamente responsable de estas actitudes MUY peligrosas. Y los que hemos contestado con muchos argumentos, Marina mismamente de entrada se merienda al artículo en dos líneas (pero a ella como a otra no le contestáis mucho porque es mujer… esto se llama discriminación positiva eh?). Así que al final en ningún momento estamos llorando por no tener tetas en las portadas.

            ¿Ves el prejuicio que cometiste? Espero que si, gracias.

          • BlackKnight

            No veo la contradicción que comentas entre esas dos frases que he dicho, entre otras cosas, porque sigo pensando lo mismo en ambos casos, no son excluyentes. En cambio, la que te he señalado yo a ti ni la comentas, porque, en realidad, no tienes ningún argumento. Si bien lo de las “tetas gordas” que está reduciendo toda tu argumentación a una frase jocosa, lo cual es un argumento falaz por mi parte (y cumplió su objetivo de llamar la atención), ni siquiera te has molestado en decir eso, estás deduciendo (erróneamente) que estoy “satanizando” las mujeres sexualizadas en videojuegos, cuando no lo hago y bien claro lo he dicho. Y lo mismo con todos los comentarios a los que has respondido con furia insultante.

            En cuanto al artículo, “objetivizar a la mujer” habría que ver lo que entiendes tú por eso, y lo que entiende el autor, que bien podrían ser cosas muy distintas. A Marina no le contesto por que ha expuesto sus argumentos claramente sin insultar y me parece bien que se lean. Lo mismo con el autor del artículo, si expones tus argumentos claramente y sin ataques, no tengo nada que decir, merece ser leído, aunque discrepe de tu opinión. Por contra, en tu caso, no esque discrepe de tu opinión, es que tu opinión ni siquiera se vislumbra entre todos tus insultos y manipulaciones de los argumentos de los demás.

            PD: No es un prejucio pensar que estás (tú personalmente) “llorando” (y esa palabra la has dicho tú) por tener mujeres guapas en las portadas, cuando has repetido en todos tus comentarios que eso no es malo incluso cuando nada tiene que ver con lo que alguien ha dicho. Es simplemente un juicio: me baso en lo que estoy leyendo y no en las generalizaciones que podría tener preconcebidas (entiendes la diferencia?). En este caso, además, creo que es un juicio acertado, porque mentartelo te hace saltar a la yugular. Pero, ojo, como todo juicio, podría estar equivocado, y me gustaría que me lo hicieras ver, pero no creo que seas capaz ya a estas alturas.

          • Piruletas

            ¿Quién dices que llora? Te lo comento porque estáis diciendo no se que de que te he insultado. No es que te salte a la yugular, es que directamente te contradices y por más que lo adornes es así. ¿Te repito la tontería que dijiste sobre las tetas otra vez? ¿O tus contradicciones? No creo que sea necesario porque parece que te ofende.

            Además eres falaz, ¿Que “quieres” que te haga ver el qué? Si tu realmente no quieres que yo te haga ver nada, no mientas hombre. Lo único claro es que has juzgado a todo cristo que ha criticado un artículo bastante confuso, por no decir malo, diciendo que a quien no le gusta llora porque ya no ve más tetas gordas en las portadas. Y eso, simplemente, y más el tal Angel, NO ES VERDAD.

            Y te atrevés a venir a comentar que se te insulta … ah! espera que es una frase “jocosa”… y a mentir diciendo que “quieres” que haga ver las cosas de otro modo. Jojo ya, seguro…

          • Marina

            Me gustaría aclarar que en mi comentario no respondí directamente a la persona que escribió el artículo, sino que quise aportar mi opinión de manera individual. Hablé un poco en general, tanto en el tema de los videojuegos como en la industria (la vida real). De hecho, el artículo me parece una buena manera de concienciar, y de hecho, es interesante ver los distintos puntos de vista que estáis aportando exceptuando los 2 trolls de turno que han entrado a escribir tonterías (y que se reconocen facilmente).

            Al final quizá lo que ocurre es que estamos abarcando el tema a otras ramas relacionadas, y quizá, sin darnos cuenta también compartimos dichos pensamientos. Es lo que tiene debatir temas que dan mucho de qué hablar -en muchos sentidos- que al final nos hacemos un lio.

          • Piruletas

            El que se hizo un lío de entrada es el autor. De narices además. Varias personas ya lo han apuntado claramente, tu misma la primera.

          • Marina

            No lo veo así, creo que entendí el punto del autor del artículo. Yo sólo aporté una opinión al respecto, un punto de vista personal que quizá algunos compartís, y otros no. Entendí también el suyo, y aun pensando yo de una manera, sé que caigo en casi todos los errores tópicos los cuales se comentan aquí mismo al sentir que un problema social es “normal” mientras no llegue muy lejos. Creo que nos pasa con todo, de hecho.
            En la vida real me parece un problema, en un videojuego, sólo se refleja lo que ocurre en la vida real por lo que nos lo podemos tomar de una manera más sana sin sentirnos personalmente atacados, ya que es un medio de entretenimiento puramente ficticio. Yo comparto muchas cosas que dices tú también, por ejemplo.

            No se puede decir que Lara Croft es un personaje ofensivo por tener los atributos destacados, sin embargo es cierto que muchas niñas (o niños) acomplejados se pueden sentir ciertamente discriminados por no tener nada que ver con los cánons que nos impone esta sociedad, y ha habido gente que se obsesiona con el tema. Pero no creo que eso sea culpa de un videojuego, sino de la gente que se burla de quienes no son como ellos. Es una cuestión de actitud en la vida real, no en un videojuego. Pues también, como comentáis, una mujer u hombre atractivo se puede sentir afectado por los prejuicios de “es una guarra y encima seguro que tonta” y “este es un chulo y seguro que se tira hasta su abuela”.

            Anita aprovecha cualquier excusa para atacar a un videojuego. Si una mujer es atractiva, pues porque es atractiva. Si una mujer es poco agraciada, pues porque es poco agraciada. La cosa es ver problemas a todos los videojuegos que toca y yo creo que a ella los derechos de la mujer le importan bien poco. Todo eso lleva a que la culpa sigue siendo nuestra y no de los videojuegos hablando en general.

            A mí me encanta que cada persona se exprese libremente, mientras no caigamos en dañarnos mutuamente. Y desafortunadamente, a veces TODOS hemos caido en no respetar a alguien que no piensa como nosotros. Por eso hay que debatir las cosas con la cabeza fría, muy fría.

            Un saludo.

          • Piruletas

            Marina ahora va a resultar que llamar prejuiciosa a la gente es insultar. ¿Ves el victimismo? Se utiliza por muchos argumentos débiles para tratar de llevarse el gato al agua.

            A tú tema te comento, porque hoy andaba jugando al Carmageddon en mi movil, por sumar algo más. La violencia está completamente cosificada en el videojuego, hasta tal punto que te descojonas atropeyando gente o viendo como un ragdoll en cualquier otro juego violento se “parte la espalda” con una barandilla al caer. Muchos, utilizan estas cosas para acusar de muchos males a la sociedad, desde tiroteaos en EEUU a padres muertos, por “emular” lo que vimos en el juego. Se habla incluso de cierta “inmunidad” a la violencia por culpa de nuestras horas matando pixeles. Mis amigos, jugones de toda la vida, jamás han ido a pegarle una paliza a nadie, no son homofobos, consumen desde niños porno a raudales , y hasta uno de ellos ejerce desde hace años como “amo de casa” cuando es su mujer la que trabaja. (Es muy muy curioso ver, como muchas mujeres le preguntan a su esposa “oh, tu marido no hace “NADA”? Cuando cocina, cuida a los niños, limpia y da esplendor como ninguna de nuestras madres hace años)

            La gente, y muchos en este foro lo han demostrado una vez más, es la “pose” lo que cuenta, la imagen estética, el quedar bien delante de tu amiga “feminista”, el no analizar el problema de raiz, el confundir la liberación de la mujer con pretender ser un hombre ¿Cuantas mujeres cayeron en la trampa del “fumar te iguala al hombre”? Fue símbolo de la liberación femenina, y lo sigue siendo en gran parte, desde que el mercado se dió cuenta de lo importante que es la pose y la estética frente a la verdadera ideologia. Me pregunto cuanto ha hecho el “fumar” por la liberación de la mujer al final… antes de que venga algún imbecil a decir que esto es mentira, que se documente, está a golpe de google.

            http://www.playgroundmag.net/musica/noticias-musica/actualidad-musical/fumar-como-simbolo-de-liberacion-femenina-el-gran-triunfo-de-la-publicidad

            Poses vs realidades. LIberación de la mujer? Mi amiga y su marido son verdaderamente feminista (debería de decir IGUALITARIOS) cuando ella ha adoptado el clásico rol del hombre sin ningún problema ni juzgar a su marido ¿Cuantás lo harían? mientras que el vive felicisimo y contento de dedicarse a su casa. En serio, preguntale a tus amigas a ver cuantas aceptarían a un tio en ese rol. Pregunta.

            Para acabar sobre los complejos de la gente, en fin, problemas de madurez, ocurren en gente guapa y en gente fea, ¿Cuantas mujeres no se operan los pechos estropeandose la mayor parte de las veces? ¿Cuantos tios no se depilan actualmente? ¿Enfermos de gimnasio? ¿Gente con cirugia por estética?

            ¿No será que la gente es directamente tonta independientemente del género?

            Pero no, la culpa es de Bayonetta.

  • larkkk
  • AmoniacoDesgarrador

    Al final todo se resume en respetar a la gente, pero la gente es gilipollas.

    Yo que soy jovenzuelo veo como el machismo en las nuevas generaciones va desapareciendo poco a poco, o a lo mejor es que mi grupo de colegas tiene más de media neurona para comprender la igualdad de géneros.
    Sin embargo (y esto es totalmente personal y no pretendo que nadie piense como yo) el tema de la sexualización extrema de las mujeres en el videojuego (como podría ser Bayonetta del amigo Kamiya) no me molesta: es un puto videojuego y si alguien realmente tiene la cabeza tan débil como para dejarse influir por esto en vez de crear sus propias conclusiones estamos acabados. Llevo jugando desde bien pequeño a juegos presumiblemente sexistas y violentos, y no me considero (ni mis allegados me consideran) ninguna de las dos cosas. No puedo dejar de pensar que la imagen que ha puesto “larkkk” tiene un poquito de razón.
    La verdad es que el artículo de marras ha dado para un debate riquísimo, el comentario de MarinaNT es impagable.

  • Xarles R Vesko

    Estoy en gran medida de acuerdo con lo aquí expuesto, salvo una cosa: quizás la respuesta para abrir los ojos a la población masculina sea que las mujeres empiecen a cosificar a los hombre. Ya hay casos, como las mujeres que dicen a los hombres que no les besarán si no se afeitan (mejor equivalente al depilado). ¡¡Cosificad al hombre para mostrar los problemas del mundo!! Un video como Wreaking Ball con un cantante post-adolescente, por ejemplo, sería una forma muy cruda de hacer esa cosificación. Y muy clara.

    • Piruletas

      Debes de vivir en el pleistoceno para decir que al hombre no se lo cosifica.

      • Xarles R Vesko

        Mucho menos que a la mujer. Pero la clave de todo este asunto está en no mezclar las cosas, como se hace siempre.

        -Los derechos y libertades, que han de ser IGUALITARIOS para todos, que eso quiere decir que den las mismas oportunidades a todo el mundo. Mujeres y hombres solo se diferencian en el sistema reproductivo y la mujer solo necesita refuerzos para su igualitarismo durante el embarazo.

        -El debate dignidad-sexualidad, que confunde el mostrar poses sexuales con no tener dignidad, o el estar tapado o tapada de pies a cabeza con tener esa dignidad. ¿Las mujeres con burkha van desnudas? ¿Y dirías tienen dignidad? ¿Y una nudista no la tiene?

        • Piruletas

          Bien aclarado ahora, nada que objetar.

  • Elderneko

    Todo chachi y tal, pero llamar machismo a lo de Zoe sera cierto o no, en mi opinión simplemente los retrasados que la amenazaron usaron cosas machistas por que era lo mas oportuno e hiriente… igual habría que contar cuantas mujeres amenazaron al desarrollador de call of duty http://www.eurogamer.es/articles/2013-07-24-desarrollador-cod-pide-calma-tras-recibir-amenazas , o al creador de Flappy Bird http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/50023286782/tecnologia-videojuegos/noticias/5529595/02/14/El-creador-de-Flappy-Bird-recibe-amenazas-de-muerte-en-Twitter-tras-quitar-el-juego.html#.Kku8ax0I6bSsCH9 igual también son casos de sexismo y no lo habíamos visto hasta ahora…

  • Jlink

    Articulazo, definitivamente articulazo, es la primera vez que leo algo sobre sexismo que se siente bien aterrizado y no puedo mas que dar un aplauso. Ahora bien, algo que siempre digo (y más ultimamente, porque me ha pasado que es un tema recurrente), es que este tipo de problemas se solucionan con la aportacion de todos.

    Lo primero que me encanto del articulo fu elo que mencionas sobre el trabajo y como pesa ser o no de un sexo. Definitivamente creo que parte de la equidad se alcanza cuando se ve el trabajo o la opinion y no de quien viene. Es aglo que todos debemos fomentar, y debemos de hacer de lado si se es negro, blanco, chaparro, gordo, mujer, hombre, homosexual etc.

    Ahora bien, y este es un punto personal, que espero que se entiena, la lucha por la igualdad debe de seguir, pero se debe precisamente buscar eso. A mi me indignan los comportamientos machistas, pero igual me enferma el feminismo desmedido, y me gustaria tomar como referencia tres anecdotas personales.

    La primera fue de una chica diseñadora que fue de visita a nuestra escuela, era estadounidense y muy atractiva, e iba vestida con ropa comoda, que consistia en un short y una blusa sin mangas. Note que iba platicando con otra chica, y justamente hablaban sobre las oportunidades de las mujeres como diseñadoras e ingenieras, y me llamo mucho la atencion la platica, sin embargo, la chica gringa noto que estaba viendola y se cubrio como si yo la estuviera viendo de manera “pervertida”. Sinceramente me indigno mucho, y aqui rescato algo que mencionaste, que yo no haya actuado perversamente no significa que un procentaje de la poblacion no lo haga, sin embargo creo que asi como es injusto que se menosprecie a la mujer, tambien se me hace ridiculo generalizar que todos los hombres somos asi, el punto para mi como dije es la objetividad, y se me hizo una groceria que esta chica se comportara asi.

    Otra anecdota, igual de la escuela, es sobre un compañero que es homosexual (sé que dije feminismo, pero esto tambien entra a colación), una vez fue vestido con ropa muy “provocativa”, el conjunto era un short de piel extra corto, una playera de manga corta, y una especie de liguero (como se escucha). Yo respeto a los homosexuales, pero eso de nueva cuenta se me hizo de mal gusto ,simple y yanamente porque estabamos en una institución.Uno respeta, pero tambien el debe entender en que lugar esta, y que si la gente lo ve mal, no es por su preferencia, sino porque el provocaba las miradas.

    La última anecdota es más reciente, y se debe a que actualmente las empresas buscan equidad de genero, esto lo quieren lograr teniendo un porcentaje igualitario de hombres y mujeres, lo cual es bueno, pero hay un problema, a muchas chicas les estan dando los puestos por el simple hechos de ser mujeres, porque las empresas se encuentran obligadas por la ley a cumplir esa condicion. ¿En que repercute esto?, que un amigo, que le habia echado muchas ganas y habia logrado mucho en su estancia de residente, quedo fuera por culpa de esta ley, y el problema, mas aun es que las chicas que entraron no son precisamente las mas aptas para el trabajo.

    Mi punto es, que es necesario alcanzar la equidad, pero asi como hay situaciones horribles de machismo, tambien existe el otro lado del plato, el objetivo es que, más que buscar culpables, cada uno desde su trinchera haga lo que le corresponde para lograr justicia.

  • Kay Herrera

    En gran parte estoy de acuerdo con el artículo, pero para solucionar algo hay que ver todas sus causas y todos los culpables, no son al mayor o al ejecutor, y a menudo se cometen varios errores.
    1-Adjudicar algo a machismo sin pensar si se hubiera hecho lo mismo si no fuera chica. Por ejemplo, Kamiya,Kamiya es un experto en contestar y rajar con borderias a TODO EL MUNDO ¿Por que si es borde con una tía es machismo y si es con un tio no es feminazi?Y en este caso, cualquiera que haya jugado a bayonetta puede ver que es una exagerada parodia y que el que le ponga o algo es que o tiene unos gustos rarísimos o es una chica quejica (y no, es machista lo que digo por que rajo tanto de los chicos como de las chicas). Lo cual me recuerda a la frase de moda de como aconsejan a las chicas no ir por callejones oscuros sola y similares en vez de ir a por el violador es como si educarán antes a protegerse que no a violar. ¿acaso no nos dicen lo mismo a los tios para que no nos agredan , roben o apuñalen? ¿acaso no dicen consejos para que no te roben? Y nadie salta hay que educar al ladrón,atracador, agresor y no dar consejos de prevención a la víctima, más que nada por que hacer esas 3 cosas son de ética común y el que las realiza no es por que no sepa de moralidad.

    2-No hay que olvidar que si este sector ha sido tradicionalmente masculino es por que las mujeres han pasado de él olímpicamente y, para más inri, se han mofado y de hecho muchas se mofan y lo menosprecian. Si un chaval se rie de ti por jugar al rol y lo ve como algo de frikis y de tonto si cuando se empieza a poner de moda derrepente quiere integrarse tras haber rajado de él como que la reacción natural es ponerle malos ojos y hasta “vengarte”. Y como en el punto 1, no, no se hace eso por que sea chica, sea hace por ser un intruso que antes había rajado de él.

    3-En la sexualización y agresión por tratar como un objeto (refiriéndome a verla como un cuerpo bonito y tal, no a putearlas directamente) tampoco puedes pedir que no pongan monigotes virtuales cuyo principal fin es simplemente alegrar la vista cuando no pocas mujeres se aprovechan de su sexualidad o de ser “débiles” cuando les conviene. No puedes ser una cosa cuando te conviene y cuando no no .

    Y recalco, no estoy justificando ni exculpando el machismo en los videojuegos (ni en otros ámbitos) salvo cuando es en el punto 1 (o sea, tergiversar y no mirar si la causa de la putada ha sido ser mujer o hubiera hecho lo mismo a un tio). Estoy diciendo que es injusto tratar a un inocente como culpable por que haya otros como él que si lo sean pero que tampoco puedes esperar solucionar un problema sin erradicar a todos los culpables.

    Y aquí los culpables son l los que generalizan, los que se dejan llevar por el rencor, las no pocas tias que han menospreciado y rajado de los videojuegos y las tias que cuando les interesa se convierten en objetos sexuales. Un problema se ataja buscando todos los culpables, no uno solo, y ahora mismo lo políticamente correcto es atacar solo a el culpable que tenga pene.Y dificilmente vas a cambiar a esta gente diciendole respeta a las mujeres cuando luego haya mujeres (no la mayoría pero tampoco excepciones) que no le respeten a él o a si mismo .

    Vamos, que es como si dos haceis algo malo y a ti te castigan y al otro no. Objetivamente te mereces un castigo, pero el otro también y si no se lo dan va a ser injusto contigo.

  • KyoshiroCherry

    ¡Por favor!, las mujeres solo juegan videojuegos para llamar la atencion. Jamas les ha gustado uno en verdad y solo estan con los que son de moda. Solo saben el nombre de un pokemon y luego vienen las quejumbrosas feministas diciendo que todo lo malo que les es una agresion sexual en contra de las mujeres.
    Ridiculo.

    • Ruber Eaglenest

      Macho, levántate de la silla. Relee lo que has escrito, ahora mírate en el espejo. Eres la prueba andante de que el sexismo existe. Efectivamente, es ridículo XD

      • KyoshiroCherry

        “Si algo no te gusta, ignoralo, se tolerante”.
        Eso siempre se ha aplicado a todo.

  • Sir Laguna

    GRANDIOSO artículo, simplemente grandioso.

    Hace poco tambien escribí un artículo que termina por los mismos lados http://sientounkimaligno.blogspot.com/2014/06/lo-que-las-videojugadoras-quieren.html

    Y por cierto, yo si apoyo a la señorita Saarkesian, me parece que sus puntos de vista son totalmente válidos y aunque no estoy 100% de acuerdo con ella, me parece una voz importante en la industria que solo puede llevar a mejorarla. La clave es, como ella siempre dice en sus videos “es totalmente posible disfrutar cualquier videojuego a pesar de sus aspectos negativos, eso no significa que no podamos criticarselos”.

  • gazna

    Menudo tocho me acabo de leer

  • Mara Gilbert

    Tras un artículo así poco puedo aportar con un comentario. Pero quería felicitarte y decirte lo muchísimo que me ha gustado tu artículo.

    Algunos dicen que el tema del sexismo está muy manido, que qué pesada la gente con el feminismo. Pero es muy necesario hablar de ello hasta que la situación cambie, aportar cada uno nuestro granito de arena, poco a poco. Y no creo que hables sobre que el problema del sexismo está dentro de los videojuegos como te dicen en los comentarios, hablas de personas, de situaciones reales. Por un lado está el tema de la sexualización de la mujer en los juegos y otros asuntos que Anita nos cuenta donde cada uno estamos más o menos de acuerdo (pienso que la mayoría en discrepamos en ciertas partes) pero para mí el problema más grave y que me ha afectado a mí y compañeras es por parte de otros jugadores, de gente de la industria (De este ultimo al menos en menor cantidad, siendo sobre todo de la comunidad de jugadores donde he visto más problema). Ojalá no tuvieramos que seguir hablando de sexismo ni en videojuegos, ni en cine, ni en contextos políticos, sociales ni en nada. Pero el mundo por ahora es como es. Y si no hacemos nada, no cambiará. Por eso textos como este me parece algo muy positivo para ese cambio, para no estar parado mirando como el problema está ahí.

    Justo hoy también veía el discurso de Emma Watson sobre feminismo e igualdad, pienso que tu texto y ese discurso se compenetran bien. Todos podemos hacer que haya una diferencia. Gracias por tu artículo, caballero, ha sido un placer leer hoy algo así.