13 de mayo, 2014

Tiny Dice Dungeon
Springloaded
2014
RPG
iPad
http://www.tinydicedungeon.com/
Tiny Dice Dungeon
Snacks – Tiny Dice Dungeon
Snacks – Tiny Dice Dungeon

Imaginad que combinamos la adrenalina del mazmorreo con la condición impredecible de una partida de dados. Esas en las que debemos tener claro hasta dónde confiar en la suerte, cuándo continuar arriesgando y cuándo detener el cubilete… Tiny Dice Dungeon (Springloaded, 2014) para iPad une estos dos mundos aparentamente contrapuestos para crear un título gratuito que entretiene por su rapidez, y que al mismo tiempo puede proporcionar un reto interesante a quienes tengan ganas de profundizar y sondear los abismos de la estadística.

La estética pixelada de Tiny Dice Dungeon no resulta a estas alturas especialmente refrescante, ni tampoco es demasiado original su ambientación: un mundo fantástico estándar en el que los monstruos se dedican a atacar las aldeas, furiosos después de que una incipiente revolución industrial haya comenzado a destrozar sus hogares. Nuestro grupo de héroes recorrerá diversos escenarios, divididos en varios enfrentamientos contra enemigos pequeños y uno contra el jefe. El sistema de combate se basa en tiradas de dados: la puntuación que saquemos en cada uno de los dados de nuestra reserva se sumará para determinar el daño. No hay límite de dados, pero si sacamos un 1 tendremos una pifia y perderemos lo acumulado. Del mismo modo, si sacamos la misma puntuación en dos haremos daño doble. Y esto es sólo lo más básico, ya que conforme avancemos iremos consiguiendo dados con distintos efectos: venenosos, curativos, duplicadores… Parte de la táctica avanzada consistirá en personalizar nuestra reserva combinando tipos diferentes, para optimizar al máximo nuestras tiradas. El juego nos permite, incluso, craftear nuestros propios dados.

Cuando acabemos con los monstruos recogeremos experiencia y dinero, que nos permitirá desbloquear nuevos edificios dentro del pueblo y comprar objetos potenciadores. Tiny Dice Dungeon va incluso más allá en su alocado mashup y nos permite capturar monstruos al estilo Pokémon, que después podremos llevar en nuestro equipo para que luchen con nosotros o para enfrentarnos a otros jugadores en el multijugador. Es uno de esos títulos que no convencerán a todo el mundo, pero al que hay que darle una oportunidad más allá de los primeros cinco minutos y la aparente simpleza de su planteamiento: merece la pena rascar su superficie, y sobre todo probar una mecánica tan poco explotada en videojuegos como la del dice building.

Acerca de Scullywen


Una especie de bundle friki con patas: videojuegos, rol, juegos de mesa con muchas piececitas de colores, ciencia ficción y fantasía a tutiplén, cómics, series de esas que no tienen audiencia y pueblan los sueños húmedos de Joss Whedon... También escribo cosas, y a veces lo hago con las manos. Y con un gato encima del teclado.

No hay comentarios