ARCHIVO DE ARTÍCULOS
Antichamber
Antichamber

febrero 25, 2013

El triángulo de Penrose es una de esas maravillosas ilusiones ópticas a las que uno no puede hacer otra cosa que mirar como un tonto. Cada uno tendrá sus motivos: quizá sea por pura fascinación, o por creer, quizá, que somos capaces de desentrañar el misterio detrás del embuste —si no lo intentas, no es divertido, como aquello del codo y la lengua—. El triángulo de Penrose es, además, el icono de Antichamber, y el disclaimer más acertado que verás en juego alguno: lo que ves no es lo que hay, así que no te engañen tus ojos.
Ampliar artículo