ARCHIVO DE ARTÍCULOS
Las armas no existen para el miedo
Las armas no existen para el miedo

mayo 03, 2013

La primera vez —y última— que acongojado te presentas frente al espejo y recitas: un bloody mary, dos bloody mar… o te alisas el pelo con un peine de plata, a la espera de que una aparición te arrastre al limbo. Cuando se desliza la moneda o el vaso, y con una risa nerviosa sospechas de tus compañeros, presuntos culpables de trucar la ouija. Cuando escuchas atentamente la última grabación y descubres una psicofonía en la mansión abandonada, o sacrificas una gaviota y con su sangre escribes PSOE; Cada una de estas experiencias te conducen al peor sentimiento, aunque para mí uno de los más interesantes: el miedo.
Ampliar artículo