ARCHIVO DE ARTÍCULOS
Diario del desarrollador CLVVII – Viajeros
Diario del desarrollador CLVVII – Viajeros

febrero 12, 2017

Los viajeros son el epítome de la ambición humana. La mayoría de nosotros languidecemos, marchitamos y morimos en el mismo sillón del cual no hemos salido en toda la vida. Mírame, estoy escribiendo esto justo en el mismo cuarto, en el mismo punto exacto que me vio crecer atado a un Spectrum. Pero esa otra gente, esos que están hechos de otra pasta, los viajeros, ya cumplen con uno de nuestros anhelos primordiales: explorar. Y con eso ya cumplen por todos nosotros, sobre todo cuando van, vienen y nos cuentan sus historias. Creo que este fin de semana, creo, iré a Río Mundo.

Ampliar artículo

Diario del desarrollador CXLVIX – Enlace de la hoguera natal
Diario del desarrollador CXLVIX – Enlace de la hoguera natal

junio 05, 2016

He vuelto a la hoguera primigenia, a enlazar mi primer fuego, al útero materno, a la cama del caos, de vuelta al hogar, a la casa de mis padres. La vida, nenos, decía Mariela, en el pasado Diario del Desarrollador, y efectivamente, llevo dos meses de mudanza extraña, metiendo la basura acumulada de un piso en una casa ya repleta de basura acumulada durante generaciones. Quitar adornos, colocar libros, esconder adornos, colocar libros, y películas, y videojuegos y más libros y cómics. Mover cuadros, colgar cuadros, esconder cuadros, saturar de cuadros, colgar cuadros, cuadros de música, y de videojuegos. Un proceso complejo y arduo que aún no ha acabado, pero quedan ya sólo dos habitaciones por completar y las llaves del piso vacío entregadas. Las cintas, los vinilos, los CDs, poner discos de flamenco y copla a los abuelos, todo lo estoy disfrutando enormemente, y me da la sensación que aquí puedo lograr ese espacio donde volver a disfrutar de los discos, los libros y los juegos como cuando era adolescente. Ya sabes cómo, tú. Y algo más de tiempo para poder escribir esto y volver a pensar en los inminentes proyectos narrativos. Dark Souls 3 terminado dos veces mediante. No prometo na’.

Ampliar artículo