11 de febrero, 2014

Blue Chip
Albert Socoró
2013
Plataformas
Windows (Freeware)
www.gamejolt.com/games/platformer/blue-chip/20940/
Blue Chip
Snacks – Blue Chip
Snacks – Blue Chip

¿Que el botón de salto QUÉ? Bendito sea Arcade Game Studio y toda su prole, como esta pequeña maravilla freeware que ha creado Albert Socoró, con sus propias manos, sus propios chips azules, y su propio… bueno, con el programa de Bruneras. Un pequeño gran hallazgo con viaje de vuelta a nuestros ZX Spectrum, un saquete de mecánicas interesantes y un chiptunazo como una santísima catedral.

Blue Chip es un plataformas sencillo y ágil, de muy primigenias maneras, con algunas peculiaridades como que el personaje pueda disparar hacia abajo (bombardeando a los enemigos, frente al más habitual proceso de saltar sobre ellos). Comienza una fase, saltamos lo que sea necesario, y escapamos por la puerta de salida del nivel. Fin. Un pequeño juego que es amor en sí mismo, empezando por el medusoide protagonista que da título al juego. La apabullante simplicidad tanto en mecánicas como en presentación ensalzan las virtudes de un juego surgido de un arranque de curiosidad, y demuestra la potencia de una herramienta como Arcade Game Studio. Claro está, del mismo modo retiene también algunas de sus desventajas como la falta de guardado.

Pero de estas sencillas premisas nace un juego muy inteligente incluso en sus imperfecciones. Sencillo al principio, bastante difícil conforme se progresa hacia el final, la mecánica de ensayo y error y su dificultad creciente se agarran a unos cánones de diseño ya extintos, que sin embargo se ven suavizados por la existencia de múltiples checkpoints y de vidas que están situadas con mucho tiento. Minimalista a todos los niveles, ácido en ocasiones, Blue Chip es un placer para ojos y oídos. Un ejercicio de creatividad espectacularmente entretenido, vistoso y limpio de alardes.

bluechip

Acerca de Eduardo Garabito


Artesano del desvarío en cualquiera de sus formas. ¡Síguelo en Twitter para ganar estupendos premios! ¡O igual no!

1 comentario