25 de julio, 2015
Diario del desarrollador CXVI – Que casi nos vamos
Diario del desarrollador CXVI – Que casi nos vamos

Este es el último Diario del Desarrollador hasta septiembre. En agosto nos tomaremos un merecido descanso, aunque todavía nos quedan unos días para terminar este mes con tracas de las que nos gustan a nosotros. Pero no adelantemos acontecimientos: mejor vamos a echar un vistazo a las recomendaciones y novedades de estos últimos días.

El problema de la interpretación

Si hay algo que lleva siglos creando discordias es la hermenéutica. El problema del entendimiento ha sido ampliamente debatido e infructuosamente normalizado por filósofos y teóricos… y si nos vamos al ámbito religioso, el pifostio se hace todavía mayor. Crest, juego de Eat Create Sleep que acaba de llegar a Steam en early access, es un god game que nos invita a fundar nuestra propia religión con una peculiaridad: tenemos que comunicar nuestros divinos designios a los fieles mediante comandos interpretativos. Esto significa que quizás consigamos expresar lo que queremos… o quizás no. Tal vez nos hagamos entender, o tal vez obtengamos justo lo opuesto a lo que deseamos. Con el paso del tiempo nuestras órdenes podrán tergiversarse, desdibujarse, y tendremos que hacer frente a las consecuencias. La frase con la que el estudio encabeza la sinopsis es muy significativa: ¿Ha creado Dios a la Humanidad, o ha creado la Humanidad a Dios? Seamos o no fans de los god games (quien escribe no es especialmente afín a ellos), el estudio de la comunicación que plantea Crest parece interesante.

Crest

Pixel-art entre las nubes

Muy bonita la estética de este Skyrider & The Journey to the AirCitadel, juego de los argentinos MagicGuiso que trata de abrirse camino en Kickstarter. Una mezcla de plataformas y shoot’em’up en el que manejaremos a Noki y su dron R.O.B.O.TO. en su viaje por los laberintos de Air Citadel; como su nombre indica, una ciudad flotante que tendrán que proteger. En Gamejolt tenéis acceso al prototipo, y en la página de Kickstarter podéis escuchar la banda sonora. La campaña no parece ir demasiado bien, pero ahí estáis vosotros para echar una mano.

Skyrider & The Journey to the AirCitadel

Erizos en la niebla

Después de siete años en el horno, es inevitable preguntarse si no ha pasado el momento para Feist, juego del estudio suizo Bits and Beasts claramente influenciado por lo que puede llamarse ya, a estas alturas, la escuela Limbo. En su día, allá por 2008, despertó admiración y se reveló como toda una promesa; ahora, cuando por fin ve la luz después de un dilatadísimo proceso de desarrollo, podemos hablar de todo un ejemplo de tenacidad. Solo por ello merece la pena echarle un vistazo. Y por la belleza de su estética y su banda sonora, claro está, que se advierte en el mismo tráiler.

Feist

Tu amigo y vecino

Vamos con otra de animales peludos. Tiger Style, el estudio responsable de ese Waking Mars que gustó bastante en esta casa, ha anunciado la segunda parte de Spider: The Secret of Bryce Manor con el nombre de Spider: Rite of the Shrouded Moon. Nuevamente nos pondremos en… ¿la piel? ¿las patas? de una de las arañas pioneras en la profesión de investigar misterios.

Spider: Rite of the Shrouded Moon

So long, NSA

Vamos a terminar de manera atípica, convirtiendo esta sección en algo así como Diario del Des-desarrollador. Por desgracia, a veces tenemos que decir adiós a proyectos que parecían prometedores; en esta ocasión le ha tocado a Nothing to Hide, de Nicky Case. Diferentes circunstancias personales y profesionales le han llevado a tener que paralizar el desarrollo, a pesar de haber contado con una financiación exitosa y con numerosas muestras de apoyo a lo largo de estos meses. Recordemos que Nicky Case también desarrolló Coming Out Simulator, una interesantísima ficción interactiva acerca de la homosexualidad y las medias verdades que resultó finalista en la categoría de Excelencia en Narrativa en el pasado Independent Games Festival. Si de algo no cabe duda es de que sus juegos tienen mucho que contar.

Nothing to Hide tenía la intención de convertirse en una parábola sobre la realidad híper vigilada que nos rodea, sobre los límites de la privacidad que tantas veces se traspasan bajo las enseñas paternalistas de las superestructuras. Merece la pena leer el texto de despedida de Nicky: no solo por la retrospectiva y los planes de futuro que nos cuenta, sino también por sus reflexiones y su visión en torno a este espinoso tema. No dejéis tampoco de visitar su portfolio, ahí abajo.

Nicky Case

Nothing to Hide

Acerca de Scullywen


Una especie de bundle friki con patas: videojuegos, rol, juegos de mesa con muchas piececitas de colores, ciencia ficción y fantasía a tutiplén, cómics, series de esas que no tienen audiencia y pueblan los sueños húmedos de Joss Whedon... También escribo cosas, y a veces lo hago con las manos. Y con un gato encima del teclado.

No hay comentarios