14 de diciembre, 2013
Diario Del Desarrollador LII — Neuromancias
Diario Del Desarrollador LII — Neuromancias

Our bodies are ready. Estamos en pleno sandwich de Steam sales, Holiday Sales, lo-que-cojones-sea-sales, y todas esas ofertitas que nos acaban dejando a dos velas queramos o no. Pero, aún así, el mundo sigue girando y los juegos que tanto amamos progresan adecuadamente. Nuestro deber es traérselo, y he aquí el resultado.

FEZeando

Me parece casi obsceno tener que meter un párrafo aquí. Este bellezón que traen los Ustwo va por ahí con sus aires de no haber roto un plato nunca, PERO. Qué gozada de música minimalista, que sutil toquecillo a FEZ, y vaya pinta tiene esto de un Echochrome, que ya era BIEN, pero en versión MUY BIEN. Y ya saben que no soy muy de ser impresionado, pero… OH. ¿Hm? ¡¡¡MIRA MARGE, UN COCHE AZUL!!!

Monument Valley

Al cielo con él.

Venga, que levanten la mano todos los que se salían de la carretera en los juegos de carreras, para ver hasta donde llegaba el engaño. ¿Tenía su gracia eso de encontrar cuán lejana está la pared invisible, eh? ¿Estamos todos ya? Pues ahora olvídenlo. Los señores de Hello Games prometen el infinito a base de planetas generados procedimentalmente. Ufff, poca broma. E incluso nosotros, que tenemos la genitalia muy negra y no nos creemos la mitad de lo que nos dicen, acabamos embelesados por este interesante trailer. Que siga todo bien, por favor.

No Man’s Sky

Mazmorras rebosantes… o no tanto.

Hay muchas cosas en la vida a las que no se le puede decir que no. A un RPG preciosista deudor de Dungeon Master (FTL Games, 1987) y de la reciente popularidad del género gracias a Legend of Grimrock (Almost Human Ltd., 2012)… efectivamente, Deathfire: Ruins of Nevermore prometía, prometía mucho y bien. Y una vez que lo ves en movimiento es cuando ya deja de haber excusa posible. Los gráficos molan bastante duro y la inclusión de niveles a cielo abierto es de lo más interesante, pero, ¡ay! siempre hay un pero. Esta es la crónica de un fracaso. Ni todo el hype del mundo, ni los tres mil ochocientos quince backers, ni los 204,344 dólares logrados, han bastado para cubrir toda la pasta gansa que pedían: 390,000 machacantes. Pero hay esperanza, hay un plan B, el desarrollo continúa con un crowfunding libre sin plataformas ni intermediarios, con eso (ahorro del 20%), un esquema episódico, y ese mogollón de fans, esperemos algún día pasear por esas mazmorras y atrios. Click abajo, ¡en el plan B no en el A!, dejen la ventanita abierta, y ya saben lo que tienen que hacer cuando rematemos este diario.

Plan A: Kickstarter (fracasado)

Plan B: ¡Larga vida al plan B!

Locos malitos.

La verdad es que esta propuesta me ha resultado muy simpática, y el juego ofrece lo que promete: BOSS FIGHTS INFINITAS. El concepto es bien simple, y estos milaneses acaban de lanzar nueva versión para Apple Store. Ya ven, les puedo recomendar un juego de Apple Store sin que se me caigan los anillos. Aunque un poquín sucio sí que me siento. Va da igual, jueguen.

Endless Boss Fights

De teslamancers y magnetocosas.

Ay, qué les voy a decir yo de Teslagrad. Que sí, igual esto es prevaricación y tráfico de influencias del malo, pero ¿Y QUÉ? ¿Han visto qué cosa más bonita? ¿Han escuchado la música de Jorn Lavoll? ¿Se han cagado suficientemente en el recuerdo de Edison? Si alguna de estas respuestas es no, corran a ver lo que se cuece en este action platformer de los que dejan huella, disponible desde ayer mismo.

Teslagrad

Acerca de Eduardo Garabito


Artesano del desvarío en cualquiera de sus formas. ¡Síguelo en Twitter para ganar estupendos premios! ¡O igual no!

No hay comentarios