12 de septiembre, 2015
Diario del desarrollador CXIX – Me mudo, tíos
Diario del desarrollador CXIX – Me mudo, tíos

Terrible es mudarse. Repasamos toda una vida acumulada en cajones, estanterías, bajos de las camas, tras los sofás, entre los cojines. alacenas y cómodas. Total, ¿para qué? Para llevar esta acumulación a otro sitio. Más cerca, más lejos. Más sucio, más limpio. Más grande, más pequeño. Con vistas al mar o a trescientos kilómetros de esta. Por suerte para mi, este no es mi caso. Solo me mudo de habitación. Pero, tras completar un cuarto del total, ya me entran ganas de matar. Solo he movido ropa y ¡libros sin leer! En el momento que llegué a los leídos. Por suerte, estos videojuegos no ocupan espacio. Es algo que estamos consiguiendo poco a poco. Menos plástico, menos papel. ¿O seguís comprando videojuegos físicos? ¡¿Acaso odiáis a la Madre Naturaleza?!

Atropellarse

Hace miles de millones de años hable de Dysf4ia con una prosa adolescente y vacua. No le hice honor al juego que es y lo mucho que me transmitió y me sigue transmitiendo. Ha sido uno de los juegos que ha creado en mi mente la idea de qué es y cómo debe ser un videojuego perfecto. Ohmygod are you alright? es una especie de secuela del Dysf4ia. Aquí, en vez de infiltrarte en baños y tener que encajar como sea posible en lugares que no están hechos para que encajes, solo debes cruzar la carretera. ¿Fácil, no? Sí. Lo complicado viene luego.

ohmygod are you alright?

Hormigas

Hay una serie de términos que se usan a la hora de hablar de cine y, cada vez más, de otros audiovisuales, o directamente todo tipo de forma cultural. Está, por ejemplo, el guilty pleasure, que si mañana cayese un rayo y lo eliminase de la mente de toda la gente que lo usa, nadie lo echaría de menos. Otro es obra menor. «Esta película es una obra menor de este director». Es bastante despreciable, también. Todo esto para decir que Bichos me parece una película excelente, a la altura de los mejores momentos pixarianos (esto es, Toy Story Trilogy, Monstruos S.A., Buscando a Nemo, Wall-E y tendremos que discutir Brave, Monstruos University e Inside Out). Una historia sobre la rebelión de muchos trabajadores contra pocos que lo codiciaban todo. Pero también sobre el poder de la pantomima y el circo, la ficción en general, para hacernos más grandes y fuertes. En realidad, venía a hablar de un simulador de hormigas, pero no sé en qué momento me he enredado con otras cosas.

Ant Simulator

Sé un gallina

Parece que Kickstarter funciona, pese a todo. Pese a los proyectos millonarios de grandes compañías que solo sirven para medir el interés en los juegos del pueblo llano, que regala dinero como si tuviese que calmar a los dioses de alguna forma y esta forma tan solo fuese escribiendo su contraseña de Paypal y soltando pasta sin vergüenza ninguna, sin tener en cuenta las consecuencias que esto conlleva al resto de desarrolladores y proyectos, sin ser realmente conscientes de qué significa hacer un juego, cuánto cuesta hacer este juego. Aquí te puedes resarcir creando niveles y luego dejando que tus amigos lo superen pese a lo cabrón que has sido porque los odias. Pero ten cuidado con no poder pasarlo tú al final. La demo ya está disponible, por si no puedes esperar a despreciar a tus amistades.

Ultimate Chicken Horse

Gaviotear

Si los simuladores son una de las grandes explosiones actuales en los videojuegos es porque los videojuegos son un medio perfecto para hacernos sentir cosas que no somos. No somos luchadores, ni militares, no somos guerreros postapocalípticos ni espías, está claro. Somos, por lo general, aburridos, quejicas, muertos del asco, del hambre y del sueño. Imperfectos, sucios, sudorosos. Desde este viernes noche, ya sábado, el ser humano da asco y lo único bueno que sabe hacer es intentar no ser él mismo. Así que se intenta convertir en, por ejemplo, una gaviota que lo hará arder todo. A tomar por culo la humanidad. Siente el poder.

Meeuw

meeuw

Payasadas

A mi esta movida me da terror, pero este es un servicio público y gratuito de información y quizá os interesaba saber que esto ya está en la calle para poder pagar por él y jugarlo. Yo qué sé. Cómo si los de Devolver Digital necesitasen favores como estos. (PD: compradlo en la página web que os pongo ahí debajo. En serio. No lo compréis en Steam. Steam es malo con los desarrolladores. Si queréis darle algo de pasta a una fundación chachi que ayuda a gente chachi pero con problemas, id a la Humble Store. Pero, en serio, Steam no.)

Dropsy

Acerca de Diego Freire


Pequeño burgués posmoderno, cuyos placeres poco culpables son las películas de hostias con machos alfa, las novelas pulp con mujeres ligeras de ropa y quedarse en casa mientras la gente va a conciertos. Podéis leer más desvaríos del muchacho en su portfolio.

No hay comentarios