01 de junio, 2013
Diario del Desarrollador XXIV — Cómo ser un tipo duro
Diario del Desarrollador XXIV — Cómo ser un tipo duro

Si lo que estabas buscando son tips para ser un tipo duro en el arte del ligoteo, te has equivocado de página. Lo que en este Diario del Desarrollador se reparte son cinco juegos que no te harán ser más duro, pero quizá sí algo más hardcore, bastante más gafapasta y un estratega considerable. Las alusiones negativas a los casual están permitidas a partir de este momento.

Sayonara, baby!

O «Hasta luego, amigo» que diría Terminator en su versión original. Justo eso es Brofroce: calzarte con el control de Arnold Schwarzenegger —no lo hemos escrito bien, hemos hecho un copypaste— en Terminator y ponerte a disparar como un auténtico perturbado robot sin control. Las gracias a esta genialidad se pueden dar votando el juego de Free Lives Games en GreenLight. No hacerlo está oficialmente amparado por la legislación del Código Penal bajo pena de golpe de remo. Si no puedes esperar, el BROTOTIPO te está esperando.

Broforce

Píxeles por turnos

M.I.N.T., en su defecto «Mecha, Infantry, and Tactics», viene a resumir con cuatro letras mayúsculas lo que el equipo de Retromite está desarrollando: un hit de guerra estratégica por turnos con la perniciosa finalidad de demostrar la pericia del jugador como líder en la refriega. Así, a primera vista, pinta muy bien; entrados en batalla, habrá que ver quién manda. Hasta entonces, a esperar amigos.

M.I.N.T.

Escaramuzas en el Sistema Solar

Para tipos duros los de Galdor Studios, que tienen cojonazos para desarrollar un RTS cuyo nombre es Empyrean Frontier bajo la bandera del micromanejo que tanto gusta por las tierras de Corea del Sur. Cruceros de batallas, exploradores espaciales, naves de asedio y demás embarcaciones interestelares a duelo en este juego aún en desarrollo que promete momentos épicos de desesperación estratégica y diplomacia fallida.

Empyrean Frontier

De marines calvos y otras movidas

Hace unos días se anunciaba Black Talons, el que tiene pinta de convertirse en el juego táctico de la temporada y no sin motivos: mechs, soldados alopécicos, modo campaña y miscelánea de gente hardcore. Camel101, los que ya lograran notable éxito con Gemini Wars (2012), vuelven al campo de batalla armados de arriba a abajo. Por ahora, ni más ni menos que un jugoso teaser.

Black Talons

Más soldados de quita y pon


El hombre que responde al sobrenombre Harry Werke, australiano como él solo, se ha encargado de hacernos feliz con su War Party, un entretenimiento tope casual que de maravillosas maneras nos engatusa con el tándem puzle-estrategia: la idea consiste en mover los miembros de la caballería para hacer frente al enemigo, una especie de ajedrez pixelada, seductora y destinada a la concurrencia de perspicacia rápida. Aun queda mucho por detallar y perfilar en cuanto a modos de juegos, aunque el propio autor se muestra escéptico ante la idea de darle mucho más fondo a su juego salvo el de ser un pasatiempo para un jugador, según sus palabras en TigSource.

War Party (TigSource)

Acerca de Sergio Ochoa


Yo escribía biografías con gran elegancia hasta que se volvió mainstream la dote de redactarlas en tercera persona. Magical Drop III pro-gamer y monoculopaster reconocido, Twitter es mi habitat natural: ahí es donde somatizo todos mis perjuicios.

1 comentario