18 de julio, 2016
Skara: The Blade Remains sale hoy mismo
Skara: The Blade Remains sale hoy mismo

Escojo al más grande de todos. El juego me dice que no será fácil manejarlo, pero me da igual. Camina un tanto encorvado, con la cabeza por delante, buscando pelea. Hay otros tres en la arena, conmigo. Estamos atrapados. Luchamos entre la lava y el metal. Intento encadenar una serie de golpes. No puedo completarlos. Alguien me atrapa y me devuelve todo el daño que pensaba provocar. Una bestia gigante salta a la arena. Y nadie sabe ya qué hacer.

De forma resumida (tan solo es la entradilla), esa es la anécdota básica que uno puede contar tras jugar a Skara: The Blade Remains. La de golpes, sangre, sudor, bestias grandes y luego bestias superiores. Hay algún humano, acaso tiene pinta de humano, pero es un vestigio de una realidad, la nuestra, que pasa de forma tangente por el juego. Esto es fantasía pura. Aquí el mundo se mueve bajo otros parametros.

Nos reciben Pablo Rodríguez y César Ortega-Domene, co-fundadores de 8-Bit Studio, para hablarnos de Skara. Yo y otros tantos como yo estamos allí sentados, en la planta superior de una extraña tienda de Movistar, atentos a una pantalla por donde pasan los ya mencionados personajes del juego, saltando entre la nieve y el fuego, embistiendo o esquivando, luchando y muriendo. «Somos 100% indies», dice Pablo con una gran sonrisa.

skara_vaahSueltan la bomba muy rápido, sin tiempo para que podamos aún acomodarnos. Skara saldrá hoy mismo, sólo en España, totalmente gratuito en Steam. Es un movimiento arriesgado. Nos comentan lo bien que le va al juego en otros lugares, como Alemania y ciertos países nórdicos. Pero ellos viven aquí, tienen los pies en este suelo, y les interesa crear una comunidad española antes que nada. Así que, ¿por qué la decisión de sacarlo de forma reducida geográficamente? «Los indies nos comunicamos mucho entre nosotros», continúa Pablo, «y creo el hecho de que haya una industria de videojuegos en España depende de los desarrolladores», señala. Habla de ambición, de crear comunidades, de que si los polacos tienen The Witcher por qué no vamos nosotros a tener algo similar también. La analogía es acertada.

La parte de la comunidad parece fundamental. Porque no solo apuntan a sacar un juego, sino que quieren llegar a la categoría de eSport, que aun estando relacionada con los videojuegos es una cosa bastante distinta. Pero su dedo, en vez de señalar a una única luna, apunta a todas las estrellas del firmamento. Ya antes de la producción tenían claro que querían crear una gran IP, profunda y novedosa. Y esto se refuerza con una comunidad que está viendo recompensada su lealtad en el propio juego. Porque Skara parece descansar sobre dos pilares fundamentales: la jugabilidad y el lore.

«Tenemos más de mil páginas escritas de lore», comenta Pablo. Esas páginas, sin embargo, no están escritas sobre piedra. Y todo fluye. Si el lore es una de las partes potentes en el juego, en cualquier juego cuya historia no sea lineal sino ambiental, la aparición de los propios jugadores como parte de este lore es un golpe de genio para engancharlos y retenerlos. «Creemos que los jugadores deben escribir su propia historia. Se pueden convertir en héroes o reyes de Skara», comentan. No solo ellos, sino que el propio Pablo publicará una novela sobre Skara, ampliando el lore del juego, mencionando a jugadores del juego, con Martínez Roca.

Y la jugabilidad. Actualmente, el juego cuenta con tres modos distintos: el duelo, un 1 vs 1 tradicional; el todos contra todos, donde los jugadores se parten el lomo sin miramientos en una arena; y las partidas por equipos clásicas, de dominación y aniquilación total sobre el adversario. Sin pay to win. Al querer embarcarse en el vasto mundo de los eSports, toda compra dentro del juego es por pura cosmética. Es, al fin y al cabo, un juego de habilidad, de tempos, de medir cada pulsación de botón y poder contrarrestar al rival. Así me pareció cuando pude jugar, ya en mi casa, con calma, una partida (pese a que era contra bots). Aporrear botones no servía de nada. Tampoco sirve con media hora para entender perfectamente al personaje. Se requiere de cierta dedicación para ahondar en esa profundidad.

skaras

Que Skara: The Blade Remains salga en España no significa que el juego esté ya acabado. Saldrá bajo la modalidad de Early Access de Steam. César indica que «de momento no estamos buscando editora, aunque las conocemos a todas. Queremos que vean de lo que somos capaces». Y sus méritos no son pocos. Han ido creciendo como empresa desde que empezaron, han sido de los primeros en usar el Unreal Engine 4 y su fama no parece detenerse de momento.

Comienza ahora la parte interesante en el desarrollo de Skara, esa que no ha dejado dormir en los últimos días a sus creadores y desarrolladores. Habrá que seguir la pista ya no solo al juego en sí, que estará al alcance de cualquiera (dentro del Reino de España), sino a la probable comunidad que se creará a su alrededor. Si estamos ante el primer eSport español es algo que solo el tiempo puede responder.

Acerca de Diego Freire


Pequeño burgués posmoderno, cuyos placeres poco culpables son las películas de hostias con machos alfa, las novelas pulp con mujeres ligeras de ropa y quedarse en casa mientras la gente va a conciertos. Podéis leer más desvaríos del muchacho en su portfolio.

No hay comentarios