12 de septiembre, 2013
Especial PAX Prime 2013
Especial PAX Prime 2013
Artículo indiespensable
Indiespensable
Especial PAX Prime 2013 — Musical Performances
Especial PAX Prime 2013 — Musical Performances

En cualquier acontecimiento relacionado con el videojuego, el apartado musical suele cobrar una gran importancia. Es difícil de concebir el fenómeno contrario dado que, al igual que en el cine, una buena banda sonora puede marcar la diferencia entre adorar un juego u odiarlo, y todo lo que sea recordar viejas glorias de nuestro pasado siempre es bienvenido, más aún si es mediante una actuación en directo. Por supuesto, en un evento de tanta importancia como es la PAX Prime no podrían faltar este tipo de conciertos para hacer las delicias de todos los asistentes, supliendo un amplio rango de gustos y preferencias.

Desde que se inaugurara la primera PAX Prime, la tradición de contar con actuaciones musicales orientadas al mundo del videojuego se ha mantenido bien firme. Por este evento han pasado importantes grupos conocidos por todos los aficionados a este mundo, tales como Anamanaguchi, al que podemos escuchar en la OST de Bit.Trip Runner, o Jonathan Coulton, compositor responsable de las geniales canciones de Portal y Portal 2. Otros grupos puede que no sean tan conocidos por el buen jugón, sin embargo, su auténtica esencia influenciada por el apasionante mundo de los videojuegos (en su mayoría) los hacen meritorios de ser conocidos por todos. Sin ir más lejos, el presente año contó con un plantel de artistas muy interesante: Adam Warrock, Bit Brigade, Hideo, Megaran, Super Guitar Bros.,Super Commuter, The Doubleclicks y los repetidores Protoman y MC Frontalot.

Pero, ¿qué nos ofrecen todos estos grupos en relación con la afición que nos reúne a todos bajo el mismo techo? Como de costumbre, múltiples estilos se dan cita para amenizar las noches de la presente edición de la Penny Arcade Expo, pero la pregunta anteriormente formulada no es fácil de responder a priori. Cada uno de nosotros tiene una concepción diferente de lo que es la música en el mundo gamer, y eso se refleja claramente en esa diversidad de estilos mencionada, y por raro o contradictorio que resulte, en ocasiones no son los videojuegos los que tienen su protagonismo sobre el escenario cuando de un concierto se trata.

Bit Brigade

Podemos encontrar entonces grupos como Bit Brigade, los cuales actuaron absolutamente los primeros (y no pudo haber mejor comienzo, he de añadir). Orientados a rememorar melodías de nuestro pasado consolero, pudiera parecer otra banda más dedicada a la composición de covers, pero pronto nos daremos cuenta que no es así, sobre todo si hemos sido testigos de alguna de sus espectaculares puestas en escena. Asistir a un directo de Bit Brigade es como volver a los años en los que aún reinaba el cine mudo y la banda sonora de una película era interpretada al mismo tiempo que se reproducía la cinta. De hecho, esto es lo que podemos ver en el escenario. Bajo la rockera interpretación del tema en cuestión, el hardcore gamer Noah McCarthy, se dedicará a pasar en vivo y en directo el nivel correspondiente del juego al que estén homenajeando en ese momento. La cosa no queda ahí, porque la precisión con la que la música suena de acorde a la acción es sobrecogedora y lo convierte en un espectáculo digno de ver. ¿Sus juegos? Todos, en su mayoría, provenientes de la añorada y nostálgica NES. Entre su repertorio figuran juegos como Mega Man 2, Contra, Castlevania y Ninja Gaiden, este último para Master System. En la actuación de esta PAX nos deleitaron con el primero, Mega Man 2, y sobre todo, con la habilidad de Noah para acabárselo en apenas media hora.

Así pues, encontramos grupos que hacen de la música de videojuegos la base fundamental para su espectáculo más allá de una simple interpretación en directo. Otros ejemplos los podemos encontrar en grupos como Super Guitar Bros., Hideo o Mega Ran. Los primeros, grupo presente en la tercera y última noche de conciertos, cuentan con una puesta en escena sencilla, simplificada, y en apariencia nada original, pero a rebosar de talento y sentimiento entre las melodías más emblemáticas de este mundo, representadas por los acertados y emblezadores sonidos de un par de guitarras acústicas. El segundo grupo, Hideo, nos plantea una puesta en escena mucho más arriesgada. Contando con los temas más emblemáticos como base, no solo de videojuegos, sino también de anime, crean toda una historia representada de forma teatral por los mismos miembros del grupo, haciendo de los temas interpretados los nexos de unión entre las diferente partes de la misma. Como decíamos, una apuesta arriesgada, y que en opinión de quien esto escribe, no muy acertada, y sin duda algo incomprendida, según lo que se pudo ver en el momento de su actuación. En lo que a Mega Ran respecta (a.k.a. Random) damos un cambio radical de estilo. Raheem Jarbol, nombre real del artista, lo define, según su propia biografía, como una experiencia mezcla de años ochenta, videojuegos, soul y jazz, todo combinado con los sonidos 8 bits más característicos, capaces de traernos no pocos recuerdos a nuestra mente. Chiptunes mezclado de forma magistral con un potente estilo hip-hop que convierten a Mega Ran en toda una personalidad dentro de este estilo musical.

Siguiendo la estela de Mega Ran podemos encontrarnos a Super Commuter, con la diferencia de que estos últimos hacen uso de un estilo chiptunes más duro en el que, al contrario de lo que ocurre con Mega Ran, no podemos reconocer sampler alguno proveniente de algún juego. Cabe decir que no son los únicos representantes de este estilo que pudimos ver en el festival. Los acompañaron Adam Warrock y el veterano MC Frontalot. Sin embargo nos encontramos en estos casos trabajos basados más en una cultura geek (o nerd) que gamer, si realmente se puede hacer una distinción entre ambos.

Y finalmente podemos encontrar grupos como The Doubleclicks y Protomen, cuyas obras se orientan hacia la cultura popular más general. The Doubleclicks, el grupo formado por las hermanas Webber, nos trae melodías inspiradas en una cultura nerd más alejadas del mundo gamer, de forma que podemos escuchar canciones sobre Dragones y Mazmorras o Star Trek. Por su parte Protomen amplían aún más si cabe ese rango preestablecido por otros grupos. Experimentados en esto de actuar en la PAX, este grupo, originario de Tennessee, ha basado toda su filosofía en los rasgos culturales más emblemáticos de nuestra sociedad, incluyendo cine, música, tv o videojuegos. De hecho los nombres de sus componentes están todos relacionados con estos aspectos. Entre sus componentes aparecen nombres como Reanimator, The Gambler o Murphy Weller. Su marcado estilo mezcla de hard rock y chiptunes los ponen como una referencia a seguir dentro, no solo de la música inspirada por videojuegos, sino de la música en general..

No pocas conclusiones podemos sacar de este tipo de conciertos, ya que son patentes en cada uno de ellos el estilo de vida y gustos de sus intérpretes. En la variedad está la clave, ya que se espera poder conectar de una forma más o menos directa con los gustos de todo aquel que esté visitando este evento. A mi mente vienen melodías que mi persona hubiera disfrutado enormemente ver en directo, pero que a día de hoy no tienen quien las apadrine en un escenario, asaltándome un par de preguntas: ¿Podremos ver algún día una actuación basada en temas de juegos indie? ¿Se animará alguien a hacer de estos temas su inspiración para algún sorprendente espectáculo? Desde luego, las posibilidades de cara a una actuación son infinitas. Puede que estas preguntas sean respondidas por futuras generaciones, pero sin duda el movimiento ya está en marcha, solo queda esperar pacientemente y disfrutar.

Acerca de Locke


Eterno nostálgico, siempre a la búsqueda de nuevas sensaciones. Sígueme en Twitter... o quizás no.

No hay comentarios