ARCHIVO DE ARTÍCULOS
Four, Walk With Me
Four, Walk With Me

diciembre 12, 2016

Decía Three Dog Night que «el uno es el número más solitario». Nadie lo duda, pero ¿qué hay del cuatro? No es compañía, no es multitud, no tiene el carisma de un lustro, con ese nombre que suena a superficie bien pulida. Pobre, pobre número. Pero nosotros estamos muy contentos hoy de poder llevar el cuatro bajo el brazo: es el número de años que cumplimos aquí, en el Interwebs, charlando de videojuegos. Con un equipo más reducido, con subidas y bajadas en esta montaña rusa que es la vida, lo cierto es que aquí seguimos. Resistimos contra la marea y esperamos continuar con vosotros mucho tiempo más, ofreciéndoos nuestra visión del mundo indie, así como del espectro cultural y social que le rodea. Nuestro monete está generoso y nos ha cedido unos cuantos códigos de juegos para regalar en este nuestro día de fiesta. Si queréis saber cuáles son, sólo tenéis que pasar el salto y leer nuestro mini-combo. Al final del mismo encontraréis cómo participar.

Ampliar artículo

¿Cuántos años iban?
¿Cuántos años iban?

diciembre 11, 2015

Nuestra premisa fundamental, o al menos creada, en estos últimos años ha sido la siguiente: aquí hemos venido a hablar de nuestro libro, cada uno del suyo respectivamente. Ya no nos podemos despegar de la letra, del juego, de la pasión y el sentimiento, aunque suene torero y muy, muy latino. Pero es cierto. Para poder leer sobre los videojuegos que te gustan antes vas a tener que pasar por encima de nuestro cadáver.

Ampliar artículo

Historias de vacío y oscuridad
Historias de vacío y oscuridad

octubre 06, 2015

Diario de a bordo. Día: ya ni lo sé. Lugar: algún punto del Universo. Llevo demasiado tiempo vagando por ahí, y es la primera vez que me paro a escribir lo que me encuentro cada vez que estoy aquí fuera. No sé si esto llegará a las manos de alguien alguna vez, como el mensaje de esa antigua botella que arriba desde lo más recóndito del océano a las manos de un afortunado desconocido que pasaba por allí. De ser así, desconocido, estás a punto de leer las aventuras y desventuras de mi pobre e insignificante presencia en el espacio. En el frío, oscuro y solitario espacio.

Ampliar artículo

5×5: El ocaso de los no-juegos – Quinta parte – Embed with Games
5×5: El ocaso de los no-juegos – Quinta parte – Embed with Games

julio 10, 2015

Cara Ellison busca entender por qué son tan relevantes los videojuegos hoy en día. Pero  no es programadora, no es diseñadora gráfica, tan sólo se rodea de gente que los crea, para hacer de esta manera una crónica sobre este momento tan importante. Después de todo, Tale of Tales hace algo similar desde el espectro opuesto a los videojuegos: los no-juegos.

Ampliar artículo

5×5: El ocaso de los no-juegos – Cuarta parte – Eczema Angel Orifice
5×5: El ocaso de los no-juegos – Cuarta parte – Eczema Angel Orifice

julio 09, 2015

Está ocurriendo algo muy especial en el mundo de los videojuegos. Los creadores actuales han nacido, crecido y vivido en contacto constante con los videojuegos. Para ellos, pensar sobre videojuegos, hablar sobre videojuegos o crearlos es algo que, como la mayoría de nosotros, llevan haciendo toda la vida. Y es por ello que estos artistas se encuentran en una posición inigualable para la creación: no tienen que inventar todo un medio, todo un lenguaje y toda una teoría desde cero, como tuvieron que hacer los gigantes sobre los que nos apoyamos durante la década de los 70 y los 80.

Ampliar artículo

5×5: El ocaso de los no-juegos – Tercera parte – And the Robot Horse You Rode In On
5×5: El ocaso de los no-juegos – Tercera parte – And the Robot Horse You Rode In On

julio 08, 2015

Entre acusaciones del tipo «es un juego donde se violan y asesinan a seis chicas tanto física como metafóricamente», «basura pretenciosa», o mi preferida, «si te gusta este juego y tienes hijas es que eres un enfermo», The Path de Tale of Tales irrumpió en la industria en el 2009 para sacudir sus cimientos y de paso legitimar los videojuegos como un medio apto para crear arte y abordar temas tabú. En realidad, es un juego cuyos temas principales son la experiencia vital y el despertar sexual, de los más comunes de la historia humana. Debido a la problemática intrínseca de los videojuegos, la interactividad, se convierte automáticamente en un tema prohibido por motivos obvios: los protagonistas suelen ser muy jóvenes, y muchísimas veces uno de los actores toma el papel de abusador. Es un tema del cual todos tenemos algo que contar. Y es un tema tan inherente a la naturaleza humana que resulta irresistiblemente interesante (y estimulante). Ha sido abordado con profusión en otras disciplinas artísticas, cómic, literatura, cine; pero en los videojuegos hemos tenido que esperar a que viniese Tale of Tales para darnos permiso.

Ampliar artículo

5×5: El ocaso de los no-juegos – Segunda parte – Her Story
5×5: El ocaso de los no-juegos – Segunda parte – Her Story

julio 07, 2015

Como se dijo en la primera parte de esta «apología de Tale of Tales», sus juegos no poseen unas mecánicas pulidas destinadas a facilitar la jugabilidad ni a proveer el mensaje o la historia de forma eficiente y relajada. No, no, para ellos la mecánica forma parte del mensaje. Pongamos el ejemplo de The Path (2009), el primer juego de Tale of Tales en defraudar a los gamers.

Ampliar artículo

5×5: El ocaso de los no-juegos – Primera Parte – The Century Beast
5×5: El ocaso de los no-juegos – Primera Parte – The Century Beast

julio 04, 2015

Y entonces Tale of Tales vio el desastre de ventas a un mes de la publicación de su último juego Sunset, y dijo: fuck games, y los gamers respondieron: fuck you too. Bueno, no exactamente, en realidad el artículo que lo inició todo fue este: «La creatividad arde aún con fuerza en nuestros corazones pero después de esto no creo que hagamos más videojuegos. Y si lo hacemos, definitivamente no serán comerciales.» Y los gamers respondieron… bueno, ha habido de todo, desde simpatizantes convencidos, haters diciendo «no os echaremos de menos» o cosas peores, pasando por el hashtag #gamergate (no podía faltar, el muy mamón), apoyo incondicional de compañeros desarrolladores, otros analizando su fracaso por la obviedad, recién descubiertos analistas económicos explicando qué es lo que ha fallado, y críticos que aprecian verdaderamente lo diferente dedicándoles una portada. Os voy a decir otro que sí que los va a echar de menos: un servidor.

Ampliar artículo