31 de Octubre, 2014
Artículo indiespensable
Indiespensable
5×5 – Todos nuestros amigos han muerto
5×5 – Todos nuestros amigos han muerto

Benjamin Braden es un tipo afable, simpático, que siempre busca el lado positivo de la vida, siempre dispuesto a hacer una broma alegre, tratando de ignorar lo negativo, o al menos eso dice su ficha de The Independent Games wiki. Esto contrasta con el contenido de sus juegos, toda una serie de acción ambientados en un infierno nacido de sus peores pesadillas. Es ahí donde nace el sobrenombre de Amon26, la creación artística de un joven como refugio y catarsis.

All of our friends are dead (2009)

El redoble de campanas del templo se resquebraja bajo el fulgor de las trompetas-avispón. Adentro mis manos de cera mientras me deshago ante tu mirada

all of our friends are dead

All of our friends are dead (AOOFAD) es un run and gun, un Contra con elementos de juego de plataformas de exploración. Como plataformas vale poco: el control es espantoso, un salto incontrolable y el personaje resbala demasiado. Como juego de exploración tampoco es muy acertado, la caja de colisión del personaje es demasiado grande para pasar por ciertos huecos y esto hace que algunas zonas sean callejones sin salida donde no se puede escapar ni siquiera con la muerte (hay que reiniciar el nivel con la tecla R, una caracteristica no documentada). Por desgracia si el run nos ha fallado, el gun tampoco cumple con las necesidades básicas del género: el disparo es demasiado intenso, y los enemigos deben de recibir demasiados impactos antes de abandonar esta existencia.

Pero no es el componente arcade lo que importa de AOOFAD, sino el ambiente de pesadilla. Cuando Benjamin era niño padecía de terrores nocturnos, y su psicólogo le propuso captar sus pesadillas en un lienzo a modo de terapia. Esto no le ayudó, pero le sirvió como primer paso para el artista multimedia que es a día de hoy: pintura, música, poesía; lo ha intentado todo para apaciguar los horrores surgidos de lo más profundo de su subsconsciente, pero nada de eso terminaba de funcionar:

Todo cambió en el momento en que personifiqué una pesadilla como un PNJ, apunté, y lo maté.” – Entrevista para Tig Source

AOOFAD logra dicho ambiente gracias al excelente trabajo musical y a la longitud de los escenarios, a veces completamente vacíos, dejando espacio suficiente para que el jugador asimile las excelentes pistas ambientales y los retazos de poesía incomprensible, ya sea por concepto, o por estar renderizadas de forma imposible para su compresión. El juego tiene una historia detrás, pero es lo suficientemente surrealista y distorsionada para estar abierta a interpretación o total incomprensión, dejando que sólo breves piezas simbólicas hagan mella en la psique del jugador. Algo del gusto del autor.

AOOFAD es una experiencia muy interesante, fruto de pura intuición y caos, una gran e imperfecta ópera prima.

Descarga AOOFAD desde Itch.io

AuSable (2009)

En lo más profundo del imponente bosque se encuentra una ciudad perdida. Harmonia se ha hundido en sus profundidades, aparentemente perdida para siempre. Tú en cambio eres una misteriosa joven atormentada por los ojos de un recuerdo. Al descender en lo más profundo del bosque lo arriesgarás todo por encontrar a Harmonia.

Au Sable

Tu eres una joven pelirroja de cuencas vacías cuyos ojos te siguen a todas partes, o quizás no tienes las cuencas vacías y los ojos, como dice la introducción, son unas apariciones que te atormentan con visiones de otra existencia. Es difícil de decir. Los gráficos pixelados son de baja resolución con una sucia paleta de color de blanco, gris y tonalidades de rojo. Incertidumbre que sirve para que el horror cobre vida en nuestra imaginación.

AuSable es continuación temática de AOOFAD (publicado a pocos meses uno del otro), otro descenso al infierno a modo de retorcida interpretación de Orfeo Y Eurídice.

Tras irrumpir en la escena indie con su original propuesta, Benajimn conoció a Anna Anthropy, con la cual tuvo una estrecha relación donde ella le enseñaba diseño de juegos mientras que él componía música para los juegos de ella (a destacar la impresionante banda sonora de lesbian-spider queens from mars). Por tanto, el juego cuenta con un mejor diseño que sirve para reforzar lo mejor de AOOFAD que anteriormente el autor logró a base de intuición: el ambiente, la sangre, las vísceras, la distorsión, el muro de evocador sonido que se mete bajo tu piel mientras hace eco a través de los parajes desprovistos de vida o de esperanza. Amon26 es consciente de esto y AuSable está reforzado con fases completamente vacías y fases iniciales en la que no vamos armados. Se toma su tiempo.

Verás, muchísimos juegos indies, plataformas de exploración o juegos de acción suelen tener unos escenarios preciosistas pero con una prisa terrible. Los personajes indies no corren, literalmente vuelan, y siempre tengo la sensación de que los escenarios están muy desaprovechados debido a carencias obvias en la maestría de diseño de juegos. AuSable también corre, pero los pasillos son interminables, las torres altísimas y los abismos insondables. Uno tiene tiempo de empaparse bien de su desasosegante melancolía.

AuSable sintentiza el ambiente de Amon26 en un universo consistente a partir del cual todos sus juegos de horror formarán parte de este. De hecho AuSable se nombra de forma indistinta para referirse a la protagonista, al juego homónimo o al universo creado.

AuSable junto con AOOFAD en TigSource Forums

Candy Zoo 2 Electric Boogaloo

Este es una compilación de diez juegos del autor. Divertimentos variados de toda longitud y temática, algunos conocidos, otros inéditos, algunos más acabados que otros. Permiten disfrutar de la faceta multidisciplinar del autor con juegos que abarcan desde el humor, los juegos de aviones, el clasicismo y por supuesto más del surrealismo y horror huella del autor.

Benjamin tiene siempre cuidado con el flujo de emociones e información que recibe del mundo exterior: no ve las noticias, trata de huir de situaciones que lo carguen de negatividad, por un motivo obvio, sufre de depresión. Enfermedad contra la cual lucha día a día rodeado de sus seres más queridos. Pero claro, twitter no ayuda, y la reciente oleada de malas vibraciones (el mal rollo se puede cortar con cuchillo) le han hecho mella (tú, puto Gamer Gate de los cojones) y ha anunciado que abandona, deja el desarrollo de videojuegos. Esperemos que sea sólo de forma temporal, pues si no, ¿dónde va a encontrar alivio?

Uno se pregunta si causa de esto es el caos que reina en toda su obra. Realizar un seguimiento de todos sus juegos y creaciones es misión imposible, un rastro interminable de webs caídas, enlaces rotos, hilos en Tig Source, colaboraciones, portales de juegos flash, páginas musicales incompletas, blogs abandonados, y recientemente página de Itch.io. Un caos que evidentemente no ayuda para la propia promoción del autor.

Una situación triste pues Amon26 ha expandido el universo AuSable al 3D con shooters en primera persona que desvelan de forma obvia el legado tan importante que ha dejado id software en sus diseños:

No quiero diseñar juegos que tengan unas metas más complejas de lo que yo sea capaz de diseñar con mi limitada capacidad. Ahora que he aprendido más puedo tratar de hacer algo menos convencional, pero siempre he sentido afición por el concepto de simplicidad de John Carmack. Puedes jugar a Doom con unas cuantas teclas y un ratón, es todo lo que necesitas. – entrevista en Tigsource

No obstante tiene un homenaje directo a DOOM en su MooD: Waist High in Hell, un arena shooter que reimagina el juego seminal de id.

Ambos juegos en 3D, The Hunt (de nuevo una experiencia caótica debido a la falta de experiencia) e In the kingdom (segunda incursión en los FPS de corte clásico más madura) están disponibles desde su página de itch.io, que se revela como un esfuerzo roto por parte del autor para financiar futuros proyectos: está incompleta y es confusa en cuanto a explicar el orden de la serie. Pero creo que es importante mostrar con dinero el apoyo y admiración para todo autor indie, representante más auténtico de la etiqueta: el programador de garaje. Puedes apoyar a Amon26, además, a través de su Patreon.

Visita la página de Itch.io de Amon26.

BloodSpace (2014)

Bloodspace

Este es un juego de naves ambientado en los universos infernales típicos de Amon26 realizado en colaboración con Kayabros. Es un sencillo bullet-hell infinito con disparo automático y algunas mecánicas originales como la combinación de poderes. Adictivo e interesante.

Cuando se habla de juegos de terror siempre se usan como ejemplos el thriller psicológico, misterio paranormal, o asesinos en serie, pero siempre nos olvidamos de los juegos de naves con ambiente del horror carne/máquina. Piensa en R-Type que evidentemente no da miedo pero está ambientado en un universo de ciencia ficción y terror. Por otro lado tributos conscientes al género de diseñadores hábiles como Hydorah de Locomalito contiene pasajes ambientales e incluso sorpresas que podrían valer a modo de susto.

Sería interesante lograr dar miedo, algo que los videojuegos hacen muy bien, pero transladado a géneros que por constumbre no lo dan, como es el caso de los juegos de naves. BloodSpace no es diferente en esto: balas, la paleta rojiza inconfundible de Amon26 y banda sonora metalera; pero su propósito no es el de infundir el horror en tu alma.

BloodSpace en Gamejolt.

Gyossait (2011)

Voy a llevar tu dolor como el más fino chal, y bailar delante de ti con él puesto

Gyossait

Para muchos la obra cumbre de Amon26. Con el beneficio de varios años de diseño de juegos a sus espaldas, Gyossait es un diseño más conciso y acertado que sus predecesores. Afianza su universo en una cosmología que sintetiza lo que ya sospechábamos. Son dioses caídos los que habitan esta tierra apocalíptica, dioses o parte de ellos lo que controlamos, dioses contra los que combatimos.

En esta ocasión es Oyeatia el creador y dios de los hombres el que sacrifica su deidad para bajar la tierra en busca de un amor perdido: Gyossait. La cual duerme en la profundidad del planeta moribundo, sus sueños alimentando las débiles mentes de los queda de los humanos.

Amon26 en su mejor momento: un pixel art de extrema calidad renderizado de forma sucia y difusa, y una banda sonora digna de Trent Reznor (Nine Inch Nails) cuando desarrolló el ambiente sonoro que permitía a Quake infundir el miedo al infierno en nuestros corazones. Gyossait vuelve a ser un interesante y enigmático plataformas de exploración sólo que esta vez expande el tosco control a los ataques e incluso limitando los momentos en los cuales el jugador tiene acceso a un arma. Si en AOOAD el control era tosco por desconocimiento, esta vez lo es por diseño: para disparar o para protegerse con el escudo hay que pulsar abajo, mientras se permanece completamente inmóvil. Una ocurrencia genial ya que somos un despojo informe de un dios caído.

El universo AuSable se muestra en todo su esplendor, retales de poemas incrustados en el escenario distorsionado por el rojo sangre cuyo contenido arroja más dudas sobre la naturaleza de su historia. ¿Cánticos de los hombres a un dios? ¿Conversación entre amantes? Anhelos que se filtran en los sueños de los hombres. No importa sino se entiende, es una experiencia surrealista que se filtra en nuestras sensaciones y emociones, no en la consciencia o la razón.

Originalmente publicado en un popular portal de juegos flash, Gyossait supone el enésimo descenso al infierno, una temática recurrente fruto de los peores terrores de la mente de Benjamin Braden. Esperemos que la luz nunca le abandone para que siga forjando estas pequeñas piezas nacidas de sus peores pesadillas.

Gyossait en Newsgrounds.

La versión Deluxe en Itch.io aparte de los numerosos extras contiene copia de The Hunt, a modo de precula de AuSable.

Gyossait Deluxe.

Acerca de Ruber Eaglenest


Es diseñador de videojuegos, co-fundador de la compañía familiar Wingless Little People. Editor de Indie-o-rama, crítico, escritor, y entrevistador, además es autor de Ficción Interactiva (o Aventuras Conversacionales) y teórico del medio, donde es conocido como El Clérigo Urbatain. En sus ratos libres es arqueólogo de mundos video-lúdicos virtuales.

No hay comentarios