04 de abril, 2013
Artículo indiespensable
Indiespensable
Vive L’Indépendance!
Vive L’Indépendance!

Razón no les faltaba, aunque me hizo gracia este tweet que escribieron nuestros compañeros de Akihabara Blues, en el marco de la Game Developers Conference 2013: «Los indies de calidad llegan a Vita y PS3».

«Los indies de calidad», declaran, porque también existen los indie de baja calidad, los indie indies, aquellos que se escondían entre carpetas de contenido shareware que regalaba la revista mal vendida de turno —pero que a día de hoy es una de las pocas que siguen en el escaparate del kiosko—.

El mundo del juego independiente está repleto de bugs. Debatía con mi compañero Eduardo sobre qué es el juego independiente; la línea en ocasiones es difusa y algunos lo acuñan como independiente para presumir de juego. Si un desarrollador independiente es aquel que cumple las normas que él mismo se ha impuesto, o en definitiva, que no tiene un editor que le obligue a algo o que le imponga una fecha máxima, FEZ no es independiente. El amigo emo Phil Fish vivía gracias a Microsoft y a la exclusividad de su plataforma.

Gracias precisamente a esos juegos se da que la web del godzilla azul —con cariño— tilde de «indies de calidad» a los desarrolladores independientes que están en el punto de vista del mercado mainstream, y hasta incluso son portada o principales protagonistas de artículos de críticos; sin embargo son el perfecto caballo de Troya que erróneamente mezclará juegos distribuidos por una compañía ya establecida y títulos alternativos en el mismo saco, y con ello perjudicar a una cultura que lleva años en un mercado hecho y creado por ellos y por la libertad de la mente creativa.

Pero es en este momento cuando la anarquía de la independencia debería de estrecharse y marcar unas normas que identifiquen a la marca, siempre y cuando los desarrolladores quieran alejar a unos mercados que en ocasiones prevalecen el beneficio económico que la calidad del producto. Y del mismo modo hoy y ahora los críticos deberíamos de establecer unos límites para separar el buen trigo y no caer en estratagemas mercantiles, porque cuando el sistema del juego independiente cobra tanto valor, son muchos los que quieren aprovecharse y la sobreexplotación acabará con esta maravillosa edad dorada que estamos disfrutando.

Los videojuegos independientes juegan con la dificultad no solo de crear un buen título que destaque entre muchísimos más competidores con respecto a su alternativa mainstream —cualquiera puede desarrollar un juego— sino que además deben de planificar la estrategia de marketing e invertir su escasa economía en ella, arriesgándose a perderlo todo (porque en ocasiones no todo sale como los protagonistas del documental Indie Game: The Movie). Considero una falta de respeto la de aquellos que quieren aprovecharse de la situación publicando títulos, ocultando su posición real y utilizando herramientas necesarias y en ocasiones vitales para el desarrollo del título indie —como puede ser el propio Kickstarter entre otros— y que desgraciadamente estos aprovechados han acabado engullendo, como lo harán con la fama del juego alternativo.

Acerca de Alex Súbaru


Pretende entender los videojuegos pero se olvida de lo primordial, disfrutarlos. Le atrae lo diferente, lo vanguardista, pero sobre todo el reto. Su consejo: No te creas nada. ¡Síguele en Twitter!

11 comentarios
  • La conclusión final es magnífica y creo que define el principal mal del sector ahora mismo. Buen texto, Jezú.

  • Ruber Eaglenest

    Buf! que de caña les metes!

    ¿Puedes poner la mano en el fuego de que Fez estaba financiado por Microsoft?

    ¿Se puede decir lo mismo del Team Meat?

    ¿Estamos confundiendo distribución con financiación?

    ¿Son videogamo los únicos indies de verdad?

    Quiero respuestas a estas preguntas, porque esto es un sinvivir.

    Puestos a poner barreras, ¿que tal dejar fuera a todos los KS? Son dependientes de la masa financiadora.

    ¿Y qué hacemos con la ingente cantidad de equipos de desarrollo que se pasan al indie gracias a la independencia lograda por el apoyo de los fans? Me viene a la cabeza Double Fine Productions. O el proyecto de Torment. Gente consagrada, logrando la independencia, gracias a la dependencia del KS Money.

    • Buenas,

      – Según el documental Indie Game; The Movie, Phil Fish además de estar bastante agobiado por la demanda de su excompañero, también lo estaba porque se acercaba la fecha de entrega de FEZ, si no llegaba a ella, entonces le cerraban el grifo de la financiación.

      – Del Team Meat desconozco que haya recibido algún tipo de ayuda de alguna distribuidora, aunque el apoyo de Microsoft es evidente cuando estaban preavisados y tuvo un lanzamiento en portada, ¿cobraron por desarrollar el juego? ni idea, ahora están forrados.

      – Tener una distribuidora te ayuda a la venta del producto, anunciándolo bajo sus servicios, publicidad, etc. mientras que la financiación te ayuda económicamente para conseguir que el videojuego salga a la luz.

      – Videogamo no son los únicos indies, obviamente. Un desarrollador independiente es aquel que desarrolla un título sabiendo el riesgo que conlleva, sin rendir cuentas de ningún tipo si sale mal salvo al banco si tiene una hipoteca que pagar. No hablo de que si una compañía utiliza la plataforma Steam para promocionarse es mainstream pero sí si Steam le paga por seguir desarrollando y marcando una pauta a modo de conseguir mayores ventas.

      – Voy a explicarlo a lo fácil – ojo, a mi modo de ver, no soy un erudito de la materia -. ¿Por qué Call of Duty es mainstream? no es por la enorme cantidad de fans que tiene – Minecraft es indie -, ni de la pasta que ha conseguido – Minecraft es indie -, es porque detrás está Activision que pone la pasta para que el estudio haga otro hit. Double Fine Productions a pesar de tener entre sus líneas a gente que programó para Lucasarts ahora se arriesgan lanzando sin un padrino un par de videojuegos.

      Ahora la duda es, ¿cuándo una empresa indie se convierte en mainstream? supongo que cuando Double Fine pague por desarrollar juegos a otros estudios porque financiará y distribuirá bajo su sello.

      • Ruber Eaglenest

        Tengo que repasar la peli, en cuanto a Phil Fish. Lo que está claro que con financiación o sin ella detrás, Fez cumple el 99% de los checkboxes de ser indie: creativo, arriesgado, experimental, pixelado, la labor creativa de una persona, su amor, su vida, su noyas…

        Luego hay proyectos de claro espíritu indie, y que han recibido una financiación pero sin control de contenido como es Bastion. Si hubiese existido KS antes de que firmasen con la Warner, no dudaríamos de ser indie. No es el caso.

        Yo, creo, porque tampoco puedo poner la mano en el fuego, que el Team Meat tenía acuerdo de distribución, igual que lo puedas tener con Steam. Pero he visto a gente (en los comentarios de los blogs) criticando a Team Meat por estar bajo la sombra de Microsoft. Un poco absurdo. Las historias sobre los problemas económicos del Team Meat antes del éxito de SMB son conocidos.

        Lo de Videogamo era cachondeo.

        • El problema es que ahora mismo la palabra independiente se utiliza como reclamo, ¿en qué posición quedan los que sí trabajan duro, poniendo dinero de su propio bolsillo, trabajando días para finalmente lanzar un juego que a duras penas consigue recuperar esas horas invertidas? Supongo que hay bastantes cabos sueltos, y llegará un momento donde tendremos que investigar para catalogar al videojuego en cuestión como indie o mainstream.

  • Sergio Ochoa

    *clap, clap, clap*

  • Para mí una definición bastante acertada, clara y concisa de lo que es un juego indie es la frase que dice Chris Dahlen nada más empezar el documental Indie Game: The Movie: “Juegos independientes son cualquier juego en el que un pequeño equipo o individuo trabajó fiel a su propia visión. Algo que deseaban hacer, programar y terminar.”

    • Me parece una definición clarísima y que define muy bien el concepto.

  • Nae

    No puedo twittear, pero puedo decir que OLE SUBARU :D

  • Me alegra ver que el título que coloqué aposta en la noticía de AKB no ha pasado inadvertido :) Totalmente de acuerdo con el texto de Súbaru y las ideas sobre la explotación del termino indie a productos de baja calidad escudados en la etiqueta.

  • En todo caso, en vez de “juegos indie” sería más adecuado llamarlos
    “juegos de autor”, o sea, títulos donde el creador tiene una visión y
    hace lo que medianamente se le canta. Eso significa que varios de los
    juegos llamados indie están más cerca de Metal Gear Solid que de Cave
    Story.