20 de Septiembre, 2014
Diario del desarrollador LXXXI – ¡BoooOOo!
Diario del desarrollador LXXXI – ¡BoooOOo!

A veces somos unos masoquistas. Nos gusta pasar miedo, nos gusta que nos traten mal, y sobre todas las cosas nos atrae el castigarnos por decisiones mal tomadas en un momento puntual. ¿Para cuándo un videojuego en el que tengamos que introducir traumas infantiles, y que se encargue de recordártelos en momentos aleatorios? Un sandbox del runrún de la conciencia. Ahí queda la idea, pero no quiero arrepentirme (ni dejar de hacerlo) por dejar fuera de este su diario a algunos juegos de los de mucho canguelo y muda limpia. Y otros de simplemente echar un buen rato. Ya me estoy arrepintiendo. Maldita sea, otro trauma.

PIUMPIUMPIUMMM

Mi mayor sueño —prácticamente el sentir de toda la «redacción»— es que indie-o-rama sea destruida por una bomba de destrucción. Si a los Ufo Crash Games les salen bien los esquemas, con suerte estaremos pronto ante la condenación de la humanidad. O salvación. Ya no sé ni lo que digo.

FullBlast

Emperadores noventeros

No hablamos de la Roma clásica, sino del juego de estrategia clásico. Rubén Zubillaga llega algunos años haciendo juegos en Flash, y está preparando un homenaje al Centurion: Defender of Rome (un juego importantísimo, y base de una de mis sagas fetiche como es Total War). Un homenaje que le está quedando de toma-garum-y-moja. Que se hagan todos los homenajes necesarios mientras nos sigan llegando juegos de alta/gran estrategia así de llamativos.

Imperator

blind_legend

Silencio, se lanza

A veces ser repetidor no es malo, sino todo lo contrario. Ya lo dijo el bueno de Ruber, «Silent Hill meets Lone Survivor meets arte en HD. Silence of the Sleep es para pasar miedo, miedito, mucho miedito», y yo no le voy a llevar la contraria. Ahí no me meto… salvo para añadir que a mí también me recuerda a The Bridge, y que tiene pinta de no ser muy buena idea jugar a esto en uno de esos fines de semana solitarios. Pronto lo averiguaremos, pues por fin va a ver la oscuridad («ver la luz» suena raro para este juego) el mes que viene. Bien hecho, Jesse Makkonen. Que la suerte te acompañe.

Silence of the Sleep

The Guest

Creo que todos estamos de acuerdo en que las habitaciones de según qué hoteles pueden ser lugares terroríficos. Hogar de bolas de pelos de procedencia incierta, salón de conciertos improvisado en el que escuchar amasionados duetos en Sí bemol (incluso en Sí sostenido, para los ejecutantes más vigorosos), alimentos que desafían las pesadillas más retorcidas de Lovecraft (¿«buffet»? venga ya), luces esquivas y olor a desinfectante mal disimulado. ¿Mola o no? Pues ahora se van con The Guest, y prueban todo eso pero en peor.

The Guest

¿Llegaremos a la confirmación?

Antes, habrá que superar la Catequesis. Un proyecto al que le seguimos la pista desde hace algún tiempo, y que esperamos reparta alegrías y sustos a partes iguales. Dicen sus autores, los aguerridos Baroque Decay:

«Llevamos trabajando dos años ya en Catequesis… y sí, pensamos continuar y seguir creando este asombroso mundo ladrillo a ladrillo. Por ahora queremos enseñaros un video pre-alpha donde prodreis ver la iluminación y algunas mecánicas del juego como empujar o colocar velas. La música está hecha por Clement Caignart (Prison Food Sucks), un compositor francés con experiencia en música electrónica y chiptune

VEAN.

Catequesis

Acerca de Eduardo Garabito


Artesano del desvarío en cualquiera de sus formas. ¡Síguelo en Twitter para ganar estupendos premios! ¡O igual no!

No hay comentarios