24 de abril, 2016
Diario del desarrollador CXLV – Rocket League y yo
Diario del desarrollador CXLV – Rocket League y yo

Este fin de semana está de gratis en Steam Rocket League, el juego de coches que saltan e intentan meter una pelota enorme en una portería aun más enorme. Y no es tan fácil como parece. Pero es más divertido de lo que suena. Es esos juegos fáciles de jugar, difíciles de dominar. Me parece más acertado decir que es fácil dejarte llevar por el caos aun sabiendo dominarlo. Al contrario de lo que parece, es un juego de tempo relajado, de saber esperar tu momento, de calcular posiciones y distancias para darle a la pelota en el momento oportuno. Claro que hay otros cinco coches que quieren darle a la pelota tan fuerte como tu y, quizás, ellos no tenga tanta paciencia. ¡Cuántas veces he maldecido a alguien de mi mismo equipo por robarme un tiro que claramente iba a portería! ¡Claramente! En fin, intentaré salir de esta. No sé si podré.

Musicote

Me gustan mucho Triangulo de Amor Bizarro y su último disco es un tiro directo al paganismo que todos llevamos dentro. Si además lo juntamos con El Conde Lucanor, un juego con una pintaza espectacular, tenemos una mezcla imposible pero certera. No todo va a ser jueguitos, que cualquiera se harta de ellos. (A mi me gustaría más Barca Quemada, pero Nuestro Siglo Fnord también es bailongera).

Compra El Conde Lucanor, maldito.

Ninjas, no tortugas

A mi el sigilo me gusta porque en mi día a día soy un ser más bien estrident. Así que la fantasía de ir por ahí sin que te vean, apuñalar a peñita que se te engorila un poco y que nadie se dé cuenta del tema se ha vuelto mi rollo con el tiempo. Es difícil encontrar un juego de sigilo que sea realmente bueno, sin embargo. Que no frustre por ser demasiado duro, que no sea demasiado fácil, que esté bien claro cuándo te ven y cuándo no. Aragami puede ser todo lo bueno o todo lo malo. De momento, la estética me atrae y el temita de Japón mítico es interesante siempre. A ver qué.

Aragami

Oh shit!

Olvidaos de todo lo anterior. Que estaba yo mirando en la lista de correos que tenemos para hablar de los juegos que vamos a sacar aquí (todo muy democrático, casi nunca aparecer Ruber obligándome a poner nada), cuando me he dado cuenta de que aun no habíamos hablado de Pyre. ¿No te dice nada Pyre? ¿Qué has hecho estos días para no enterarte de Pyre? Repetiré tanto el nombre que acabarás conociéndolo. Pyre, Pyre, Pyre. Estoy emocionado porque es el nuevo juego de Supergiant Games, creadores de Bastion y Transistor, dos juegos con los que te casas y tienes hijos y familia y un perro y te compras un chalé en Murcia. Aun tendremos que esperar un año (¡Madre mía!), pero seguro que vale la pena. ¡Pyre!

Pyre

Perretes

Internet ha creado una de estas divisiones estúpidas por la cual o eres de perros o eres de gato, como lo de la tortilla con o sin cebolla, DC o Marvel o lo demás, que ya sabréis vosotros. En este juego, lo siento personas de gatos, eres un perro y tienes que olerle el culo a otros perros. Lo que se llama socializar, vamos. Se juega con una pelota de tenis gigante o algo así. Yo que sé. Sale Pewdiepie en el vídeo.

Butt Sniffin Pugs

Muros

Mira, este os lo vendo fácil o no os lo vendo en absoluto: 2089, Berlín, la Guerra Fría no ha terminado aun, espías, algo de ciencia ficción, aniquilación nuclear. All Walls Must Fall.

inbetweengames

promoArt_Wall-714x1024

Acerca de Diego Freire


Pequeño burgués posmoderno, cuyos placeres poco culpables son las películas de hostias con machos alfa, las novelas pulp con mujeres ligeras de ropa y quedarse en casa mientras la gente va a conciertos. Podéis leer más desvaríos del muchacho en su portfolio.

No hay comentarios